Más de 2.176 millones de pesos en indemnizaciones colectivas recibieron comunidades étnicas en mayo

En lo corrido de 2024, la Unidad para las Víctimas ha reconocido la medida de indemnización colectiva a nueve sujetos de reparación colectiva étnicos.

Durante mayo, la Unidad para las Víctimas entregó la medida de indemnización colectiva a cuatro comunidades étnicas de Cauca, Bolívar y Risaralda, reconocidas como Sujetos de Reparación Colectiva en el Registro Único de Víctimas (RUV), con un aporte superior a los 2.176 millones de pesos.

En lo que va del Gobierno del Cambio, la entidad ha avanzado en la reparación de las comunidades y pueblos étnicos: desde agosto de 2022, 43 Sujetos de Reparación Colectiva han recibido su indemnización, reflejando una inversión superior a los 21.781 millones de pesos. Y, en el primer semestre de este año, nueve Sujetos étnicos recibieron esta medida por más de $4.765 millones.

The medida de indemnización colectiva se armoniza con los Planes de Etnodesarrollo para las comunidades afro, negras, raizales o palenqueras; Planes de Vida para comunidades indígenas o Plan de Largo y Buen Camino del Pueblo Rrom o gitano. En todos los casos es una acción al fortalecimiento organizativo.

Estos recursos se destinan a la implementación de programas, proyectos, obras y actividades que benefician a toda la comunidad étnica, y se define en los Planes Integrales de Reparación Colectiva (PIRC) de acuerdo con lo establecido en la resolución 1449 de 2017 y en los Decretos Ley 4633, 4634, y 4635 de 2011 en materia de acompañamiento a la Inversión Adecuada de Recursos.

La indemnización colectiva puede ser usada para los siguientes objetivos definidos por las comunidades étnicas:

1. En fortalecer proyectos productivos ancestrales y tradicionales.

2. En infraestructura para pueblos y comunidades étnicas de carácter ancestral, tradicional, cultural y de memoria; de uso comunitario,

político organizativo y de educación propia; de fortalecimiento deportivo, recreativo y de tiempo libre o para la adecuación y dotación de casas de paso y residencia estudiantil.

3. En el fortalecimiento del gobierno propio.

4. En el fortalecimiento de la identidad cultural y social como la memoria y saberes tradicionales, los usos y costumbres, y la espiritualidad, ritualidad y medicina tradicional.

La ruta de reparación colectiva

Este proceso se compone de cinco fases (identificación, alistamiento, caracterización o diagnóstico del daño, formulación del Plan Integral de Reparación Colectiva e implementación) en los que se reúnen las acciones que van a resarcir los daños colectivos ocasionados durante el conflicto armado a comunidades barriales y campesinas, comunidades o pueblos étnicos, organizaciones y grupos. Así, en esta ruta, la medida de indemnización se entrega a los Sujetos cuando están en la fase final de implementación.

Durante este gobierno se ha avanzado con la aprobación y protocolización del Plan Integral de Reparación Colectiva en 60 sujetos, así como en la implementación de 523 acciones de reparación beneficiando a 144 sujetos de reparación colectiva; de los cuales 93 sujetos se encuentran en municipios PDET.

La Unidad para las Víctimas seguirá avanzando con la implementación de las acciones de reparación colectiva en las comunidades, organizaciones y grupos con el fin de resarcir los daños que sufrieron durante el conflicto armado y que aporten en el fortalecimiento de sus proyectos colectivos.