Jun
13
2022

En 11 años se han invertido 3,48 billones para reparación en Antioquia

Es el departamento con más población afectada por el conflicto armado y, en consecuencia, el de mayor inversión por parte de la Unidad para las Víctimas.

Víctima de Antioquia con funcionara de la Unidad para las Víctimas frente a una cartelera realizada en un taller
Víctimas de Antioquia sosteniendo una pancarta en una jornada de la Unidad para las Víctimas
ANTIOQUIAMEDELLÍN

La Ley de Víctimas y Restitución de Tierras cumplió el 10 de junio 11 años de implementación en los que la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas invirtió 15.7 billones de pesos para resarcir los daños causados por el conflicto armado en Colombia.

Antioquia es la región con la mayor cantidad de población afectada por el conflicto armado con 1´412.855 personas incluidas en el Registro Único de Víctimas, que suma a nivel nacional 9.263.826. Al mismo tiempo es "la más beneficiada con casi 3.5 billones de pesos invertidos", según el director territorial, Wilson Córdoba Mena.

Destacó logros como “el pago de más de 300.000 indemnizaciones económicas individuales, ayuda humanitaria y de emergencias, proyectos de infraestructura comunitaria y avances en reparación colectiva y retornos y reubicación de desplazados”.

Agregó que otro avance es reconocer y empoderar a la población afectada por el conflicto sobre sus derechos y sus capacidades para superarse e incidir en las decisiones y políticas de su interés con mecanismos de participación como las mesas municipales y la departamental.

Beneficiarios individuales y colectivos

Durante la implementación de la Ley de Víctimas, de las 1.348.205 indemnizaciones pagadas en el país a 1.266.008 personas, con una inversión que supera los 9 billones de pesos, más de 300.000 corresponden a Antioquia, con orientación para la inversión adecuada mediante la oferta interinstitucional en temas como vivienda, proyectos productivos, educación superior y ahorro.

En Antioquia, la Unidad para las Victimas implementa 22 planes integrales de reparación colectiva que han beneficiado a comunidades campesinas, afrocolombianos, indígenas y población LGBT. Se han concluido los planes de los municipios de Argelia y Cocorná y tres corregimientos en Urrao (La Encarnación), Nariño (Puerto Venus) y Turbo (Pueblo Bello), así como el barrio El Bosque, en Chigorodó. 

En estos se implementaron acciones como atención sicosocial, proyectos productivos, rehabilitación de infraestructura comunitaria (casetas comunales, parques, puentes, vías veredales, canchas deportivas), dotaciones a instituciones educativas, puestos de salud, grupos artísticos, casas de la cultura. También obras de memoria histórica y la recuperación de tradiciones. 

Atención y retorno de desplazados

De las más de 280.000 familias que han decidido retornar o reubicarse en zonas donde fueron desplazadas por el conflicto armado con acompañamiento de la Unidad para las Víctimas, aproximadamente 60.000 mil lo hicieron en Antioquia. 

En 30 municipios priorizados se implementan 67 planes de retornos y reubicaciones con proyectos productivos y comunitarios para mejorar sus condiciones de vida. En Colombia, 2.892.968 víctimas de desplazamiento forzado han logrado la superación de su situación de vulnerabilidad causada por el conflicto.

Recuperación emocional

La medida reparadora de rehabilitación sicosocial ha beneficiado a 281.573 víctimas en todo el país y, de estas, más de 45.000 víctimas en Antioquia cobijadas por estrategias individuales y grupales para su recuperación emocional. Miles de ellas con enfoques diferenciales de mujeres, niños y adolescentes, personas mayores e indígenas.

Oferta interinstitucional

Con las más de 50 entidades del Sistema Nacional de Atención y Reparación Integral a las Víctimas se gestionó la oferta interinstitucional en temas de interés para esta población como ahorro, educación superior, pensiones y vivienda, salud, emprendimientos, formación y empleabilidad. 

En Antioquia se han gestionado alianzas con cerca de 20 instituciones educativas para promover el acceso a la educación superior, además de la articulación con el SENA para la vinculación en empleos formales y orientación en oferta laboral. También formación para el trabajo de más de 100.00 víctimas de desplazamiento forzado. 

Así mismo, la Unidad para las Víctimas tramitó ante el Ejército Nacional más de 49.000 libretas militares gratuitas para los jóvenes que sufrieron el conflicto armado en Antioquia exentas de esta obligación como medida de reparación. 

Fin/JCM/COG