Logo de Gobierno en Línea
Escudo de Colombia y texto de la Unidad para las Víctimas

La estrategia para que las víctimas no se dejen estafar 

La Unidad para las Víctimas implementa una nueva campaña contra fraudes y estafas para apropiarse de dineros destinados a atención y reparación. Se han interpuesto 3.163 denuncias ante las autoridades.

Con el relanzamiento de la campaña de prevención contra el fraude, la Unidad para las Víctimas hace frente a las conductas que intentan apropiarse de dineros destinados a la atención y reparación a esta población. 

Por esa razón, este año la entidad tiene como prioridad reforzar el mensaje “no se deje engañar”, en el que se deja claro que los trámites para acceder a los beneficios y programas estatales son gratuitos y no necesitan intermediarios.

La campaña también tiene componentes pedagógicos sobre las rutas de reparación y de comunicación que invitan a declarar hechos victimizantes y a denunciar casos en los canales creados para este fin. 

A nivel nacional, hasta septiembre de 2023, “tenemos un total 9.286 quejas y de esas desafortunadamente 1.588 se registraron en Antioquia”, indicó la directora territorial de la Unidad para las Víctimas, Claudia Patricia Vallejo Avendaño. 

Además, informó que, tras un análisis por parte de la Oficina Asesora Jurídica, “se interpusieron 3.163 denuncias ante la Fiscalía, de las cuales 549 corresponden a este departamento”. 

Estas cifras ubican a Antioquia en el segundo lugar entre las regiones con más denuncias interpuestas por estas acciones fraudulentas después de Bogotá; le siguen Magdalena, Huila, Tolima, Valle del Cauca. 

Se sustentan porque en muchos casos se tipifican delitos de falso testimonio, fraude procesal, fraude en el Registro Único de Víctimas, estafa, falsedad en documentos, fraude de subvenciones y falsedad personal. 

Según la directora territorial, “aparecían registradas personas que nunca fueron víctimas y esto afecta que podamos a llegar a las víctimas verdades con todas las medidas de reparación y beneficios para esta población”. 

Medellín, Apartadó, Bello, Turbo e Itagüí son los municipios con más casos denunciados.

Condenas y exclusiones 

Como resultado de las campañas contra el fraude, desde el año 2014 hay judicializaciones y fueron excluidas del Registro Único de Víctimas 56.103 personas.  

Además, tras procesos judiciales, se han recuperado más de 83 millones de pesos apropiados por personas condenadas por estos delitos. En muchos casos, algunas a través de la suplantación de población afectada por la violencia. 

Así mismo, las autoridades han identificado organizaciones que posan de defensores de esta población y contactan a las víctimas con el fin de prometer subsidios, indemnizaciones, vivienda y todo tipo de beneficios para intentar estafarlas. También abogados que convocan jornadas de orientación en los municipios presentándose como funcionarios de la Unidad para las Víctimas. 

La campaña también tiene componentes pedagógicos y confesiones de individuos judicializados, quienes invitan a desistir de acciones fraudulentas y denunciar estos casos en los canales creados para este fin, lo que ha permitido evitar estafas contra esta población para salvaguardar recursos destinados al pago de ayudas humanitarias e indemnizaciones. 

Como resultado positivo, en el último trimestre del año pasado se realizaron jornadas masivas de notificación de indemnizaciones administrativas con el mensaje antifraude, que persuadió a muchas personas a no pagar a intermediarios hasta un 30 por ciento de las ayudas económicas recibidas. 

Cabe resaltar que estas son las líneas para quejas y denuncias – Línea nacional: 018000911119 y correo electrónico: grupocontrafraudes@unidadvictimas.gov.co.