Oct
13
2020

La Unidad para las Víctimas continúa trabajando para disminuir los efectos ocasionados por la pandemia

La entidad ha multiplicado sus esfuerzos para garantizar la atención, asistencia y reparación integral de víctimas del conflicto más vulnerables, en medio de la emergencia por la COVID-19.

BOGOTÁ, D.C.BOGOTÁ, D.C.

Comienza la semana de la inclusión y la equidad, del 13 al 17 de octubre, liderada por el Departamento para la Prosperidad Social, una semana en la que esta entidad y aquellas pertenecientes al sector de la inclusión, exponen sus principales logros en medio de la emergencia sanitaria, social y económica, y los retos para la superación de la pobreza y la disminución de los efectos ocasionados por la pandemia en la población más vulnerable.

Desde el inicio de la emergencia la Unidad para las Víctimas ha fortalecido los canales de atención telefónica y virtual, para facilitar la atención a las víctimas.

Asimismo, en un esfuerzo por disminuir la vulnerabilidad de las víctimas del conflicto, desde el 17 de marzo la entidad ha entregado 315.371 giros de atención humanitaria a hogares víctimas de desplazamiento forzado por un valor superior a los 198.357 millones de pesos, beneficiando a personas que presentan carencias en alojamiento o alimentación.

De acuerdo con Ramón Rodríguez, director de la entidad, “se han implementado acciones que permiten garantizar la entrega de la indemnización administrativa a las personas con este derecho reconocido”. Así, han sido entregadas indemnizaciones administrativas a 61.371 víctimas por más de 473.001 millones de pesos, según el funcionario.

Las estrategias virtuales para materializar acciones en la ruta de reparación colectiva también se fortalecieron, lo que llevó a la implementación de 140 acciones en 80 sujetos de reparación colectiva por un valor de inversión cercano a los 11.571 millones de pesos.

Por otra parte, se identificaron 2.317 personas cabeza de hogar pertenecientes a comunidades indígenas y afrocolombianas a quienes se les asignó atención humanitaria por un valor superior a los 1.047 millones de pesos.

El director Rodríguez destacó que “la Unidad continuará trabajando por la reparación integral en sus dimensiones individual y colectiva y por el avance en el cumplimiento de los derechos de identificación, salud, atención psicosocial, educación, alimentación, vivienda, reunificación familiar y generación de ingresos, en coordinación con las entidades del Sistema Nacional de Atención y Reparación a las Víctimas (SNARIV)”. Conforme a las cifras de la entidad, con corte a 2019, de los 7.303.3030 sujetos de atención y/o reparación en el Registro Único de Víctimas, 1.813.644 superaron su situación de vulnerabilidad.

En cuanto a Prosperidad Social, sus metas están enfocadas a garantizar la participación de 3,4 millones de hogares en los programas de Familias en Acción y Jóvenes en Acción; la continuidad de los aportes a tres millones de hogares con Ingreso Solidario, a dos millones con devolución del IVA y a 1,7 millones con Colombia Mayor.

Susana Correa, directora de Prosperidad Social, indicó que esos cinco programas de transferencias monetarias condicionadas y no condicionadas acompañan a más de 8,5 millones de hogares en medio de la emergencia. “La inversión en Familias en Acción ha representado la atención de 3.8 millones de niños, niñas y adolescentes, fomentando la asistencia y permanencia escolar, el acceso al sistema de salud y la asistencia y permanencia escolar, el acceso al sistema de salud y la asistencia a los controles de crecimiento y desarrollo”.

La funcionaria indicó que esta entidad continúa enfrentando la emergencia y que las metas emergentes responden al trabajo en infraestructura social y productiva y a la inclusión laboral y productiva, para retomar el ritmo de superación de la pobreza.

(Fin/AVA/LMY)