Oct
19
2019

Unidad indemniza a víctimas priorizadas en Tolima, Boyacá, Cundinamarca y Bogotá

Personas mayores de 74 años, discapacitadas o con enfermedades de alto costo fueron las beneficiadas con la compensación económica

TOLIMAIBAGUÉ

La  entrega masiva de cartas de reparación administrativa por parte de la territorial Central de la Unidad para las Victimas, benefició a víctimas de los tres departamentos que la conforman, además de  la ciudad de Bogotá.

Las jornadas que se realizaron en el marco de la Ley 1448 de 2011, dando cumplimiento a la población afectada por el conflicto armado en cuanto a la ruta de reparación económica, arrojaron el siguiente consolidado:

Tolima: 142 personas indemnizadas por un valor de 1.465 millones de pesos.

Cundinamarca y Bogotá: 168 personas indemnizadas por un valor de 982 millones de pesos. 

Boyacá: 19 personas indemnizadas por un valor de 230 millones de pesos.

Estas 329 víctimas reparadas económicamente, en su mayoría  fueron priorizadas  por su situación de urgencia manifiesta o extrema vulnerabilidad por edad, mayores de 74 años o  que padecen enfermedades huérfanas, de tipo ruinoso, catastrófico o de alto costo, situación que para la directora de la territorial Central de la Unidad, María José Dangond David, merece ser destacada y valorada, ya que se está llegando a víctimas que ocupan un lugar especial dentro de la ruta de reparación “esto no quiere decir que las demás personas del núcleo familiar, no vallan a ser indemnizadas, ellos, deben seguir en la ruta para llegar a la reparación, pero hoy si estamos haciendo esa prelación”. 

Así mismo, desde el Programa de Inversión Adecuada de los Recursos se brinda acompañamiento y asesoría para la adecuada inversión de los recursos con la participación del  Sena, Colpensiones,  Fondo Nacional del Ahorro, el  Banco Agrario y las cajas de compensación de cada región, entidades del SNARIV, que cuentan con varias opciones que permiten orientar a los beneficiarios de la reparación administrativa, así como a su entorno inmediato en  posibles líneas de inversión, siendo las principales opciones: educación, vivienda y proyectos productivos.

Araceli Tapia,  quien se desplazó desde el municipio de Dolores a hasta Ibagué para a recibir la compensación económica de su mamá, dijo que aún no han decidido qué hacer con los recursos, pero resaltó que “son dineros que nos permitirán mejorar la calidad de vida de  mi mamá y toda la familia y por eso vamos y por eso vamos a darles un buen manejo”, insistió la beneficiaria.

En el caso particular del departamento del Tolima, hay que señalar que durante la vigencia de 2019 se han entregado más de 12.100 millones para indemnizar a 1.546 víctimas.

Fin/WPG