El próximo 9 de abril, más de 8.000 establecimientos educativos abrazarán a las víctimas del conflicto armado

Durante la jornada de ‘La educación abraza a las víctimas del conflicto armado’ la Unidad para las Víctimas, el Ministerio de Educación y Educapaz buscarán consolidar el papel protagónico de la niñez y la juventud en el marco de la no repetición del conflicto armado, y a el de la escuela como escenario transformador de construcción de memoria, convivencia y reconciliación.

Directora de La Unidad hablando en público

En el marco de la conmemoración del 9 de abril, Día Nacional de la Memoria y la Solidaridad con las Víctimas del Conflicto Armado, la Unidad para las Víctimas, el Ministerio de Educación y Educapaz, lanzaron este martes la estrategia ‘La escuela abraza a las víctimas del conflicto armado’.

Se trata de una estrategia que busca acercar a todos los actores de la comunidad educativa -instituciones educativas, docentes y trabajadores, alumnos y alumnas, familias, y más-, al reconocimiento de las víctimas del conflicto armado, de su memoria, dignidad y resistencia a lo largo de los años para transformar sus realidades después de haber vivido hechos victimizantes como homicidios, desplazamiento, reclutamiento, violencia sexual, entre otros. Esto bajo el entendido de que más de nueve millones de personas hacen parte del Registro Único de Víctimas (RUV), de las cuales 2.312.707 están incluidas como menores de 18 años. Lo anterior, representa el 30% de esta población.

Con el mensaje ‘Por las víctimas: 9 millones de historias para no repetir’, las entidades convocantes y la sociedad civil esperan la participación de más de 8.000 establecimientos educativos, entre públicos y privados, de educación básica, media y superior. Hasta la fecha de esta publicación, van 2.097 instituciones inscritas en este evento que tendrá lugar el próximo 9 de abril, en todo el territorio nacional.

Para estos espacios, la Unidad para las Víctimas apoyó en la construcción de una guía pedagógica, que se trabajará en cursos de primaria y bachillerato, para la activación del diálogo con los niños, niñas, adolescentes, profesores y cuidadores. En ellos, se hará una reflexión profunda sobre el concepto “reconocer”, las historias personales de los otros y así generar empatía frente al dolor experimentado desde diferentes sectores de víctimas, y frente a sus demandas de verdad, justicia, reparación y no repetición.

Al respecto, Patricia Tobón Yagarí, directora de la Unidad para las Víctimas, recalcó que este llamado a la reflexión es fundamental para “generar espacios de diálogo sobre la memoria y la no repetición del conflicto armado. Una de las principales bases para superar esta polarización es el de reconocer las diferencias para construir empatía y un futuro común en medio de la diversidad”.

Además, enfatizó en que “el conflicto armado afectó a pueblos étnicos, mujeres, hombres, niñas y niños, por eso nos unimos, porque queremos aportar a que Colombia sane desde la reflexión y la no repetición”. “Es a través de la empatía que podemos trabajar en la solución de problemas que tenemos como país”, agregó.

En cuanto a medidas de reparación durante este Gobierno, la directora contó que el 2023 fue el año en el que más niñas, niños y adolescentes fueron indemnizados bajo la modalidad de encargos fiduciarios, aumentando en un 1,7% con relación al año que más giros se había realizado bajo esta modalidad (2015). “Realizamos 31.379 giros a 31.223 personas bajo la modalidad de encargos fiduciarios, con una inversión superior a los 175.754 millones de pesos. Lo anterior, representa la mayor inversión realizada en la historia de la política”, expresó.

Además, más de 12.104 niñas, niños y adolescentes han accedido a las estrategias de recuperación emocional, como “salta la cuerda”, en la que han participado 5.615 personas entre 6 y 12 años; y “Rotando la vida”, en la que han participado 6.489 adolescentes víctimas entre los 13 y 18 años. “Esto ha posibilitado herramientas que fortalecen los proyectos de vida de las niñas, niños y adolescentes y el abordaje de las afectaciones derivadas de los daños ocasionados en el marco del conflicto armado”, contó la directora.

Por otro lado, el viceministro de Educación Básica y Media, Óscar Sánchez, recalcó que “las escuelas de Colombia tienen la tarea de reflexionar sobre el Impacto del conflicto en el territorio. Aprender para no repetir es importante en una sociedad que lleva más de 50 acuerdos de paz en 200 años, los cuales aún tienen pendiente trabajar en las causas de la guerra, esas causas culturales que aún nos aquejan el día de hoy”.

Por último, Stefan Peters, director del Instituto Colombo-Alemán para la Paz, manifestó que “estamos convencidos de que si queremos la paz en Colombia y el mundo, es necesario que la educación y la paz se abracen. Sabemos que muchas veces el tema de la paz tiene muchas posiciones pero es importante que la paz y los derechos humanos sigan en diálogo universal, por eso aportar desde la educación, es vital en la construcción de país para reflexionar sobre lo que pasó y fomentar espacios para que no se vuelva a repetir”.

Durante la rueda de prensa de este martes, los convocantes invitaron a la comunidad educativa a que participe de la tamborada, una de las principales actividades de esta jornada, la cual consiste en una tocada simultánea y masiva de tambores a nivel nacional, como un acto simbólico que representa el latido de los corazones y el sentir de estos latidos cuando se unen los corazones en el abrazo.

Se espera una amplia participación de las instituciones educativas a través de la publicación de videos en redes sociales en el que, en menos de un minuto, se escuchen los tambores y se haga un reconocimiento a las víctimas usando la frase #HoyLasVíctimas, y los demás numerales #LaEducaciónAbrazaLasVíctimas and #UnaConversaciónPermanenteDePaís. Para participar en esta jornada, las instituciones o personas podrán inscribirse en el siguiente link: http://bit.ly/3Tv0L6b.