Ago
22
2022

“El presupuesto para las víctimas es sagrado”

En sus primeras declaraciones ante los medios, la nueva directora de la Unidad para las Víctimas hizo énfasis en la necesidad de que los recursos para reparar a las víctimas se usen de manera transparente y efectiva.

Imagen posesión directora Patricia Tobón
BOGOTÁ, D.C.BOGOTÁ, D.C.

Con un ritual de armonización y acompañada de varios líderes de comunidades indígenas, rom, afro, negras, raizal y palenquera, la abogada Patricia Tobón Yagarí, hija de un líder social y de una lideresa indígena de la etnia embera chamí, asumió hoy como directora general de la Unidad para las Víctimas.

Luego de su posesión ante el presidente Gustavo Petro, en una ceremonia que duró 15 minutos en el Salón Gobelinos de la Casa de Nariño, la directora se trasladó a la sede de la entidad para ofrecer una rueda de prensa en compañía de dirigentes que llevan la vocería de las víctimas ante quienes expuso sus retos y desafíos.

En sus primeras declaraciones ante los medios, la directora Tobón hizo énfasis en la necesidad de que los recursos para reparar a las víctimas se usen de manera transparente y efectiva.

Y al respecto precisó: “Para mí el presupuesto de las víctimas es sagrado, y este presupuesto debe tener una rendición de cuentas, pero también una efectividad, y este presupuesto debe ser vigilado porque requerimos que realmente se ejecute en las necesidades que tienen las víctimas”.

“Uno de los retos de la Unidad es lograr acuerdos con las víctimas para llegar a la óptima ejecución de los recursos. Además, se necesita una articulación interinstitucional para atender los territorios”.

Delante de funcionarios y voceros de las víctimas anunció “que daremos voz a las víctimas para que la sociedad reconozca los hechos y los daños que el conflicto armado les ha causado" con el fin de generar reflexiones y autocrítica frente a las violaciones de los derechos humanos.

Dijo además que el conflicto no se ha superado en muchos territorios y requiere de un esfuerzo más grande que el planteado en su momento por la Ley 1448 y en ese sentido el desafío es fortalecer el Sistema Nacional de Atención y Reparación Integral a las Víctimas (SNARIV) para que todas las entidades contribuyan a superar el estado de vulnerabilidad de las víctimas.

"Hoy estamos acá para trabajar de la mano con la sociedad y para trabajar con las diferentes instituciones, esto con el fin de ayudar y entrar a esos territorios olvidados del país", señaló.

De cara a lo que viene para mejorar las condiciones de las víctimas dijo que se debe hacer un esfuerzo institucional y contar con la voluntad del Congreso. De un lado, trabajar en la superación de la violencia y de otro contando con más recursos para la ejecución de las políticas públicas.  

“Mientras las respuestas del Estado no se concentren en la resolución del conflicto armado el número de cifras de víctimas de un país nunca va a cambiar. Por eso dependerá del Estado la resolución y avance de los procesos de paz para llegar a esos territorios. Requerimos que el Estado llegué allí para que nadie tenga excusas de irse a ninguna guerra”.

(FIN/SSS/EGG/COG)