Escudo de Colombia y texto de la Unidad para las Víctimas

Por robo de portátil en el Punto de Atención a Víctimas de Riosucio, Chocó, se suspende temporalmente atención al público

Por segunda vez en menos de seis meses, un computador portátil es sustraído de la oficina donde se atienden a las víctimas en esta región del Darién chocoano. El anterior caso ocurrió en agosto del año pasado.

El hurto del portátil y del router (el equipo que permite el acceso a internet) fue reportado en la mañana del jueves 29 de febrero, luego de que la orientadora llegó al Punto de Atención a Víctimas (PAV) y se percató de que habían forzado la entrada y no estaba el equipo.

La Unidad para las Víctimas rechaza este tipo de actos, que no solo afecta la labor humanitaria, sino que también obstruye el acceso a la atención y  la búsqueda de justicia para las víctimas del conflicto armado.

Un robo similar a la llamada “Casita Azul”, donde la Unidad para las Víctimas realiza la atención a las personas afectadas por el conflicto armado, ocurrió en agosto pasado. Tanto esa vez como ahora, la Unidad para las Víctimas puso en conocimiento el hecho ante la Fiscalía General de la Nación.

La Unidad para las Víctimas enviará un nuevo equipo este viernes 1 de marzo y reanudará la atención inmediatamente este llegue al municipio de Riosucio.

La Unidad hace un llamado a la comunidad para que, en caso de tener información, de aviso a las autoridades. Igualmente, que se abstenga de comprar o apoyar la comercialización de estos equipos.

Asimismo, insta a las autoridades a investigar estos hechos y tomar medidas contra quienes atentan contra los bienes del Estado.

Solo con la colaboración de todos podremos asegurar que nuestro compromiso con las víctimas continue. Llamamos a cuidar y preservar los espacios y elementos destinados a la garantía de los derechos de las víctimas.

En la Unidad para las Víctimas “Cambiamos para servir” con el objetivo de seguir trabajando en acciones de cara a la implementación de una política que contribuya a la superación de los rezagos, brinde una reparación transformadora y le permita a quienes han padecido el conflicto armado acceder efectivamente a sus derechos.