Jun
25
2022

Un bullerengue para sanar

Las comunidades de María La Baja en Bolívar, recuperan su tejido social a través del canto y del baile, acciones importantes para sacar adelante la estrategia "Entrelazando".

Miembros de las comunidades de San José de Playón, Arroyo Grande y sus veredas reciben sus certificados como tejedores y tejedoras
Miembros de las comunidades de San José de Playón, Arroyo Grande y sus veredas reciben sus certificados como tejedores y tejedoras
Miembros de las comunidades de San José de Playón, Arroyo Grande y sus veredas que hicieron muestra cultural posan para foto
BOLÍVARMARÍA LA BAJA

En el cierre de la medida de rehabilitación "Entrelazando" del Sujeto de Reparación Colectiva de San José de Playón, Arroyo Grande y sus veredas; los niños, jóvenes y adultos, bailaron y cantaron para sanar las heridas del conflicto.

Se destaca el trabajo realizado por estas comunidades para recuperar su cultura y hacerla partícipe de los procesos de reconstrucción del tejido social como la “terapia bullerenguera”, como lo manifiesta Gladys Martínez, tejedora del Sujeto y miembro del Comité de impulso.

“Con el bullerengue subsanamos las heridas, más que todo las mujeres, quienes sufrimos la peor parte. Lo utilizamos siempre en los talleres de sanación y reconstruimos el tejido social porque cantamos y nos transformamos, sentimos que somos otras personas“, expresó.

Este Sujeto viene trabajando con la Unidad para las Víctimas desde el 2018, implementando acciones de rehabilitación que han incluido jornadas de duelos colectivos, fortalecimiento organizativo y prácticas sociales. Esta labor liderada por los tejedores y tejedoras de la comunidad han permitido fortalecer el tejido y devolver la confianza y la paz, perturbada por el conflicto.

“Con gran entusiasmo, las víctimas que hacen parte de la estrategia compartieron los aprendizajes y las experiencias vividas en el marco de esta estrategia”, manifestó Miledy Galeano Paz, directora territorial de la Unidad para las Víctimas en Bolívar y San Andrés.

En este espacio, fueron entregados a las comunidades participantes los certificados que los acreditan como tejedores y tejedoras de la estrategia. Ellos tendrán la tarea de replicar, en jornadas de formación, los conocimientos aprendidos.

(Fin/PDC/FMB)