Ago
10
2022

Comunidades indígenas del Pueblo Pijao de Ataco socializaron plan de vida

Se trata de una herramienta de planificación para el fortalecimiento de su tejido social a través de acciones concretas que les permitan disfrutar de un “buen vivir” y un desarrollo autónomo.

Indígenas pijaos de Ataco, Tolima, en socialización de su plan de vida
Indígenas Pijaos de Ataco, Tolima, en ceremonia se socialización de plan de vida
TOLIMAATACO

Representantes del Ministerio del Interior, la Unidad para las Víctimas, la Agencia de Renovación del Territorio y la alcaldía municipal, participaron en la socialización y armonización del plan de vida del Pueblo Pijao de Ataco (Tolima).

En este plan se establece la hoja de ruta a implementar para fortalecer su cultura ancestral y su capacidad de autogestión para el desarrollo desde sus apuestas de liderazgo en el territorio a nivel político, organizativo, ambiental, y socioeconómico.   

Son nueve las comunidades que conforman el Pueblo Pijao de Ataco: El resguardo Beltrán, resguardo Pueblo Viejo Santa Rita La Mina, cabildo Ico Valle de Anape, cabildo Ancestral Pijao Buena Vista, cabildo Kalapicá Ambulú Territorio Sagrado, Cabildo Pijao Casa de Zinc, cabildo Brisas de Atá, comunidad Caciques de Agua Dulce y comunidad Mesa de Pole, conformadas por cerca de 2.000 personas pertenecientes a 525 familias.

“Son 152 proyectos a 10 años que están divididos en cuatro grandes componentes: territorio ambiental, que hace referencia a la tierra, el ambiente, el cuidado y preservación de la fauna y flora; el eje político-administrativo que comprende lo relativo a la guardia indígena, los mandatos mayores y la jurisdicción especial indígena; el eje económico con los temas relacionados con la producción y las iniciativas para avanzar en una autonomía sostenible y el eje sociocultural que comprende el tejido social y afianzamiento de nuestra cultura e identidad como base central de nuestras raíces”, explicó Carlos Augusto Rodríguez Millán, coordinador de la Mesa Permanente de Concertación Indígena del Pueblo Pijao.

 La Unidad para las Víctimas ha venido trabajando de manera continua con esta comunidad en la fase de diseño y formulación del PIRC (plan integral de reparación colectiva) lo cual se articula con las estrategias contempladas en el pilar 8, Reconciliación, Convivencia y Paz, incluidos en el Programa de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) subregión sur del Tolima. 

 “Hemos avanzado bastante, nos falta la protocolización del PIRC que esperamos concretar este año. Ya hicimos algunas mesas técnicas de trabajo al respecto y estamos muy cerca de lograrlo para que este sujeto de reparación colectiva pueda finalmente restablecer sus derechos en el territorio”, agregó Rodríguez Millán

La Unidad para las víctimas también acompaña los procesos de restauración con las comunidades indígenas Amoyá La Virginia del municipio de Chaparral, la cual se encuentra en fase de alistamiento y la comunidad campesina del casco urbano de Ataco y Siete Veredas de Oriente que avanza en la fase de implementación y está próxima al cierre de reparación colectiva.

 FIN/JCR/COG