Logo de Gobierno en Línea
Escudo de Colombia y texto de la Unidad para las Víctimas

La Unidad para las Víctimas y Naciones Unidas avanzan en la estrategia de ‘Soluciones Duraderas’

soluciones

Durante las pasadas dos semanas, un equipo de asesores del Grupo Especial para las Soluciones Duraderas de Naciones Unidas, encabezado por Greta Zeender, estuvo en Colombia adelantando reuniones con la Unidad para las Víctimas y diversas organizaciones de gobierno, así como agencias internacionales.

El objetivo de estos espacios fue el de articular la estrategia de ‘Soluciones Duraderas’ que se implementará en el país para atender a la población víctima de desplazamiento y alcanzar la meta de que 2 millones de personas superen la situación de vulnerabilidad.

Precisamente, la asesora de la Oficina del Asesor Especial del Secretario General de las Naciones Unidas, Greta Zeender, explicó: “Colombia es uno de los 15 países comprometidos a trabajar con Naciones Unidas a un nivel alto para solucionar el tema del desplazamiento interno. A nivel internacional, Colombia juega un papel esencial y está liderando un grupo sobre este tema junto con Canadá. Este es un esfuerzo global y para el Secretario General es muy importante, ya que estos esfuerzos a nivel internacional se inscriben en un plan de acción para solucionar el desplazamiento interno”.

Por su parte, el gobierno colombiano dentro de sus apuestas busca tener una respuesta mediante una intervención del estado en los territorios más afectados por el conflicto armado y a los más de ocho millones de desplazados que hoy tiene el país. Esto, reflejado en el Plan Nacional Nacional de Desarrollo: Colombia Potencia de Vida y en las grandes apuestas  misionales de entidades como el Departamento Nacional de Planeación (DNP), el Departamento de Prosperidad Social y la Unidad para las Víctimas, quienes buscan de manera articulada construir estrategias de cara a las soluciones duraderas y sostenibles en el tiempo, en donde se fortalezcan mecanismos para la identificación de necesidades, la focalización de beneficiarios de acuerdo con sus carencias y el seguimiento de los resultados de la oferta del Estado orientada a garantizar los derechos a vivienda y la generación de ingresos. Con la puesta en marcha y desarrollo de estas estrategias se busca alcanzar las metas en materia de reducción de la pobreza extrema y pobreza monetaria, y poder llegar a que dos millones de personas superen la situación de vulnerabilidad.

Andes

Actualmente, el modelo de Superación de Situación de Vulnerabilidad se concentra en trabajar varios puntos para avanzar en la solución. Estos puntos son:identificación, acceso a salud, acceso a educación, atención psicosocial, alimentación, vivienda, reunificación familiar y generación de ingresos

La subdirectora general de la Unidad para las Víctimas, Sonia Londoño, expresó: “Hay un impulso que implica la convergencia de distintos actores: tanto de todas las entidades del Gobierno nacional, como con los organismos de cooperación. Hay que mirar cómo, entre todos y de manera articulada, podemos demostrar con esta agenda global que sí es posible avanzar hacia las soluciones duraderas, la superación de la pobreza y la garantía de derechos de las víctimas”.

Y continuó: “Este es un trabajo en el que se necesita fortalecer la articulación y si le apostamos a soluciones duraderas, contribuiremos a la construcción de la paz y cumpliremos con todas estas apuestas que tiene el Gobierno”.

La estrategia para aplicar desde la Unidad para las Víctimas se basa en cuatro pasos:

– Identificar las causas por las que los desplazados no han superado la situación de vulnerabilidad en comparación con la población no víctima en los mismos territorios.

– Analizar los programas de gobierno que le permiten a la población vulnerable acceder a derechos e identificar las falencias de estos programas para mejorarlos y garantizar su funcionamiento efectivo.

– Identificar las políticas para responder a los desafíos del programa y trabajar en las necesidades que hay para lograr la meta de los dos millones de desplazados superando la situación de vulnerabilidad.

– Planeación de calendario de acciones para ejecutar la estrategia de soluciones duraderas entre 2023 y 2026.

Andes

A partir de ahora, inicia la puesta en marcha de la estrategia con la definición de un plan de trabajo de aquí a diciembre del 2023, para definir los objetivos, actividades, fases de implementación, resultados esperados, metas, costos y fuentes de financiamiento y demás aspectos que permitan monitorear y avanzar en el desarrollo de la estrategia.

Dando cumplimiento a la implementación de la estrategia y como primer paso, la Unidad para las Víctimas presentará a las entidades que conforman el Sistema Nacional de Atención y Reparación Integral a las Víctimas (Snariv) un modelo de intervención territorial e integral para avanzar en la focalización y en la gestión de oferta para las víctimas.

“Necesitamos trabajar todas las entidades en conjunto para avanzar en estas soluciones duraderas. Ahora el siguiente paso es desarrollar el plan para ejecutar las acciones propuestas. Naciones Unidas tiene un programa muy grande de asistencia técnica a estos programas y trabajo con bancos, con sector privado y con donantes para poder aportar al éxito de este proyecto”, concluyó Greta Zeender.

El pasado jueves se realizó la última reunión en las instalaciones de Unidad para las Víctimas en donde se contó con la participación de la Presidencia, diferentes Ministerios, agencias y entidades del gobierno nacional, el Sistema de Naciones Unidas en Colombia y sus diversas agencias y programas en donde se reforzó la importancia de acompañamiento de la comunidad internacional para la puesta en marcha de esta estrategia y la articulación interinstitucional para evitar la duplicidad de esfuerzos y poder llegar al cumplimiento de las metas propuestas en la agenda nacional con la Paz Total e internacional.

En la Unidad para las Víctimas “Cambiamos para servir” con el objetivo de seguir trabajando en acciones de cara a la implementación de una política que contribuya a la superación de los rezagos, brinde una reparación transformadora y le permita a quienes han padecido el conflicto armado acceder efectivamente a sus derechos.