Logo de Gobierno en Línea
Escudo de Colombia y texto de la Unidad para las Víctimas
Historias de vida

Mayerlis Angarita

Mayerlis Angarita y su reconocida lucha desde la “Red de Mujeres Narrar para Vivir”

A los 19 años inició su proceso de liderazgo en la región. Su vida ha estado marcada por episodios de violencia, causados por el conflicto, pero su voz no ha sido apagada a pesar de las dificultades que trae consigo liderar el proceso de construcción de paz en el departamento de Bolívar. 

El trabajo de esta colombiana, víctima de desaparición forzada y otros hechos generados por el conflicto armado, fue reconocido por el gobierno de los Estados Unidos en un evento del Departamento de Estado en la ceremonia virtual anual de los Premios Internacionales a las Mujeres de Coraje (International Women of Courage – IWOC) 

En los Montes de María la violencia azotó con fuerza, dejando consigo una estela de pérdida y dolor. Allí las mujeres fueron las más afectadas, no solo porque perdieron a sus seres queridos sino porque las convirtieron en armas de guerra. 

Esta lucha por la reivindicación de sus derechos la lleva en hombros Mayerlis Angarita Robles junto con las 840 mujeres de Bolívar y Sucre que hacen parte de la “Red de Mujeres Narrar para Vivir”, la organización que representa. 

Su sede central queda San Juan Nepomuceno (Bolívar) y abarca los 15 municipios de la subregión de los Montes de María, donde siembra la semilla del liderazgo y adelanta procesos de transformación en búsqueda de la verdad, la justicia y la reparación. 

“Hace 26 años era víctima del conflicto. Luego entendí que era sobreviviente y hoy entiendo que soy superviviente porque soy sujeto de derecho”, así lo expresa Mayerlis, esta lideresa que ha recibido reconocimientos nacionales e internacionales por su labor. 

“Narrar para Vivir” hace parte de las organizaciones de Mujeres en Colombia reconocidas como sujeto de reparación colectiva. Su trabajo con la Unidad para las Víctimas inició en el 2013, dando como resultado la formulación e implementación del Plan Integral de Reparación Colectiva (PIRC). 

Este Plan tiene un avance del 56,26%, destacando el cumplimiento total de medidas por parte de la Unidad y el impulso dado por la entidad para el logro de acciones por parte del SNARIV. 

“Tenemos que resaltar el trabajo de la Unidad en la reparación colectiva, porque es mucho más poderosa, ayuda a reconstruir un tejido social y le apunta al daño colectivo”, manifestó esta lideresa. 

Dentro de las acciones adelantadas con el colectivo se cuenta la implementación de la estrategia psicosocial “Entrelazando”, la entrega y dotación de la sede de la organización, su fortalecimiento con jornadas de formación básica en defensa de derechos con enfoque de género y la reconstrucción de la memoria histórica de la organización, su lucha, resistencia y aporte a los procesos de paz. 

También se adelantaron procesos para el apoyo al sector productivo con la estrategia Fortalecimiento de Capacidades en formulación de proyectos y planeación presupuestal con enfoque diferencial y de género, que contribuyó a impulsar el desarrollo social, económico y cultural de los territorios más afectados por el conflicto armado interno. 

El Programa de acompañamiento jurídico a casos emblemáticos de mujeres de la organización también hacen parte de las medidas del PIRC. 

Todas estas acciones se hacen efectivas gracias a la lucha de Mayerlis y su organización que buscan con su implementación cambiar la historia de muchas mujeres que sufrieron en el conflicto. 

Ella es un referente de liderazgo y defensa de los derechos humanos. Su aporte ha sido primordial para avanzar con éxito en temas de gran interés para el Gobierno como la implementación de los Acuerdos de Paz y la protección de los líderes sociales. 

(FIN/PDC/COG)