Jun
30
2020

Primera jornada “Proyectándonos” se cumplió en el Magdalena Medio

Con dibujos y ejercicios lúdicos, adolescentes de Barrancabermeja se benefician de la estrategia que fortalece sus proyectos de vida.

SANTANDERBARRANCABERMEJA

Niños, niñas y adolescentes, radicados en la ciudad de Barrancabermeja, participaron de la estrategia “Fortaleciendo Capacidades desde el enfoque de derechos para adolescentes: Proyectándonos”, en su modalidad virtual, adelantada por la dirección territorial de la Unidad para las Víctimas en el Magdalena Medio.

El objetivo principal de estos encuentros es que los menores entre 13 y 17 años avancen en su reparación integral, manteniendo principalmente el reconocimiento de sus derechos, en el que la Unidad aporta a la construcción de un sentido reparador y transformador de los recursos de indemnización, destinados para que los participantes fortalezcan sus proyectos de vida.

La Unidad desarrolló los encuentros dirigidos por el Grupo de Enfoque Psicosocial y fue implementada por fases, denominadas: “las raíces de nuestro pasado”, “el presente que nos sostiene” y “el futuro que quiero construir”.

“Es muy importante que los niños, niñas y adolescentes, sientan el apoyo del Estado y aún más en estos momentos en los que nos enfrentamos debido a la emergencia sanitaria, es decirles que cuentan con nosotros para reconstruir y fortalecer el proyecto de vida que cada uno de ellos sueña”, añadió Amparo Chicué Cristancho, directora territorial de la Unidad para las Víctimas en el Magdalena Medio.

En la actividad denominada “Yo soy el arquitecto de mis sueños”, se envió a cada una de sus casas un pastel, acompañado de un kit de decoración y a través de estos implementos, se pidió a los participantes que hicieran una analogía de sus proyectos de vida, al realizar el decorado de los mismos.

Entre las reflexiones más destacadas, los adolescentes mencionaron que requerían para sus proyectos de vida: amor, creatividad, esfuerzo, entrega, entre otros aspectos.

A través de esta estrategia se brinda a los niños, niñas y adolescentes, que recibieron sus encargos fiduciarios, la posibilidad de acceder a las medidas de satisfacción y a la garantía de no repetición en el derecho que tienen a la reparación integral y fortaleciendo sus capacidades en sus derechos.

(Fin/JAR/LMY)