Escudo de Colombia y texto de la Unidad para las Víctimas

Consulta previa

De conformidad con el Convenio 169 de la OIT, la Ley 21 de 1991 y el Bloque de Constitucionalidad es obligación de los Estados de consultar a los pueblos interesados mediante procedimientos apropiados, en particular, a través de sus instituciones representativas, cada vez que prevea medidas legislativas o administrativas susceptibles de afectarles.

Según el artículo 6 del Convenio 169 de la OIT sobre pueblos indígenas y tribales en países independientes, al aplicar las disposiciones del Convenio, los gobiernos deberán:

  • Consultar a los pueblos interesados, mediante procedimientos apropiados y en particular a través de sus instituciones representativas, cada vez que se prevean medidas legislativas o administrativas susceptibles de afectarles directamente.

  • Establecer los medios a través de los cuales los pueblos interesados puedan participar libremente, por lo menos en la misma medida que otros sectores de la población y a todos los niveles de la adopción de decisiones en instituciones electivas, organismos administrativos y de otra índole, responsables de políticas y programas que les conciernan.

  • Establecer los medios para el pleno desarrollo de las instituciones e iniciativas de esos pueblos, y en los casos apropiados proporcionar los recursos necesarios para este fin.

  • Las consultas llevadas a cabo deberán efectuarse de buena fe y de una manera apropiada a las circunstancias, con la finalidad de llegar a un acuerdo o lograr el consentimiento acerca de las medidas propuestas.

  • En el caso colombiano la Honorable Corte Constitucional ha definido parámetros de pre consulta, consulta y post consulta para los grupos étnicos, atendiendo a la definición de autonomía contenida en la sentencia T-601 de 2011 “Principios de interpretación que permiten darle solución a las tensiones que surjan en casos relacionados con la integridad étnica, diversidad cultural. Reiteración de jurisprudencia.

  • Principio de “maximización de la autonomía de las comunidades indígenas o de minimización de las restricciones a su autonomía”[67]: sólo son admisibles las restricciones a la autonomía de las comunidades indígenas, cuando estas (i) sean necesarias para salvaguardar un interés de mayor jerarquía; y (ii) sean las menos gravosas, frente a cualquier medida alternativa para la autonomía de las comunidades étnicas. La evaluación sobre la jerarquía de los intereses en juego y la inexistencia de medidas menos gravosas, debe llevarse a cabo teniendo en cuenta las particularidades de cada comunidad[68].

  • Principio de “mayor autonomía para la decisión de conflictos internos”: el respeto por la autonomía debe ser mayor cuando el problema estudiado por el juez constitucional involucra solo a miembros de una comunidad que cuando el conflicto involucra dos culturas diferentes, debido a que en este último caso deben armonizarse principios esenciales de cada una de las culturas en tensión[69].

  • Principio “a mayor conservación de la identidad cultural, mayor autonomía”: fue formulado en la sentencia T-254 de 1994.

  • LA UNIDAD

    PLANEACIÓN Y SEGUIMIENTO

    RNI-RED NACIONAL DE INFORMACIÓN

    PROGRAMAS

    TRANSPARENCIA

    Trámites

    Denuncias

    ¡Que no le echen cuentos!

    Radique de manera ágil cualquier irregularidad

    Participación

    Encuesta de satisfacción

    Su opinión es muy importante para mejorar nuestros servicios a nivel nacional

    Documentación

    Normativa SUIN JURISCOL

    Es el Sistema Único de Información Normativa del Estado colombiano

    Notificaciones

    Cobro Coactivo

    Facultad Especial de la Administración que le permite cobrar por sí misma los créditos a su favor