Logo de Gobierno en Línea
Escudo de Colombia y texto de la Unidad para las Víctimas

Estos son los acuerdos logrados con los pueblos étnicos en las consultas previas al Plan Nacional de Desarrollo

aa2 313
aa2 313

La participación de los pueblos étnicos fue fundamental en las mesas de concertación para consolidar acuerdos que posteriormente fueron plasmados en el Plan Nacional de Desarrollo (PND). Mediante el diálogo con el Gobierno Nacional se establecieron metas e indicadores que buscan dar garantía a los derechos de pueblos indígenas, negros, afrocolombianos, raizales, palenqueros y Rrom.

Desde el 25 de enero hasta el 7 de febrero del presente año se dio paso a las mesas de concertación con los pueblos étnicos, con el fin de que estas poblaciones que también han sido víctimas del conflicto armado puedan ser reparadas e indemnizadas. Se busca implementar lo establecido en los decretos ley étnicos 4633, 4634 y 4635 de 2011, que establecen medidas de asistencia, atención, reparación integral, y de restitución de tierras a las víctimas de pueblos étnicos.

La Unidad para las Víctimas estuvo presente en las mesas de concertación con pueblos étnicos en tres escenarios: en la Mesa Permanente de Concertación (MPC) y la Mesa Regional de Amazónica con pueblos indígenas (MRA); en el Espacio Nacional de Consulta previa (ENCP) y las siete comisiones con el pueblo negro, afrocolombiano, raizal y palenquero; y en la Comisión Nacional de Diálogo con el pueblo Rrom.

A través de estas mesas se consolidaron 13 acuerdos que buscan saldar esa deuda histórica que tiene el Estado con estos pueblos étnicos. Seis de los acuerdos se lograron en el ENCP donde principalmente se acordó la indemnización individual y colectiva de víctimas pertenecientes al pueblo negro, afrocolombiano, raizal y palenquero registradas en el Registro Único de Víctimas (RUV). Asimismo, se busca avanzar en los Planes Integrales de Reparación Colectiva (PIRC) y su implementación.

En diálogo con los pueblos negros, afrocolombianos, raizales y palenqueros, Patricia Tobón Yagarí, directora de la Unidad para las Víctimas, mencionó que “reconocer el racismo estructural y esto cómo los ha afectado y les ha llevado en un país sumido en la desigualdad y pobreza y nos ha hecho muchos países en uno, y cómo reconocer eso y transformarlo es la base fundamental de la construcción de la paz” por cual hablar de reparación integral con estos pueblos, “es una deuda muy grande por reconocer nuestras raíces africanas”.

Por otra parte, en la MRA se acordó el diseño e implementación del PIRC, con el fin de garantizar la reparación integral y colectiva del pueblo indígena Nukak, población vulnerada, despojada y lastimada en sus territorios por el conflicto armado, sufriendo en gran medida la desigualdad social, por lo cual este proceso será un caso emblemático, con el acompañamiento y seguimiento de la mesa. El Gobierno Nacional trabajará en brindar los recursos y la oferta institucional requerida para la implementación de este PIRC.

En la MPC se establecieron dos acuerdos relacionados con la garantía de los derechos a la reparación colectiva, retornos y reubicaciones de los pueblos indígenas, seguidamente la formulación y ejecución de manera concertada del plan de implementación efectiva y acelerada del decreto ley 4633 de 2011 con los pueblos y organizaciones indígenas que, por consiguiente, incluirá la reglamentación del decreto ley indígena.

Tobón Yagarí, asegura que “se logró un acuerdo histórico en las mesas de concertación con los pueblos indígenas eso no se había logrado” puesto que desde la creación la ley 1448 y el decreto ley 4633 de 2011, no se había trabajado con estas comunidades, lo que marca un antes y un después en esta reglamentación con los pueblos indígenas, que permitirá un trabajo mancomunado con el Gobierno Nacional.

Para el pueblo Rrom se lograron cuatro acuerdos en la Comisión Nacional de Diálogo, donde sobre todo se busca dar cumplimiento al compromiso que existe con las casas culturales de las dos organizaciones, Pro Rrom y Unión Romaní, y las nueve Kumpañy. De igual forma, garantizar y priorizar con enfoque diferencial étnico Rrom el derecho a la indemnización individual y colectiva, además de garantizar una participación y representación de dicho pueblo en los espacios de participación de víctimas en el marco del decreto 4634 de 2011.

Lograr que el pueblo Rrom sea reconocido e incluido con enfoque diferencial es el reto que se ha planteado el Gobierno Nacional, de la misma manera, trabajar para subsanar esa deuda que existe con él, así lo constató Tobón Yagarí: “la idea es hacer un protocolo integral para solo el pueblo gitano, que junte todos los procedimientos y que permita una adecuación institucional real”.

Cabe destacar que estos acuerdos se lograron gracias a la participación activa de los diferentes pueblos étnicos, dispuestos a trabajar junto a la Unidad para las Víctimas y el Gobierno Nacional en la construcción de la Paz Total. Fue esencial que se garantizaran estos procesos democráticos que permiten la incidencia de dichos pueblos en los procesos que conciernen a las políticas públicas de las víctimas, que hacen parte del Plan Nacional de Desarrollo. Y como lo señala Tobón Yagarí, “esto lo recibe esas mesas como algo histórico que había sido negado por todos los gobiernos y qué hoy después de 11 años lo va a hacer este gobierno”.

(Fin/JVS/DZB)