May
31
2023

Las voces de las víctimas de Colombia en Suiza son fundamentales para la construcción de la paz: Patricia Tobón Yagarí

Así lo afirmó la directora de la Unidad, Patricia Tobón Yagarí, en medio del diálogo que sostuvo con el embajador de Colombia en Suiza, Francisco Echeverri, sobre los retos y apuestas para atender a las víctimas del conflicto armado en el exterior.

Bogotá, D.C.Bogotá, D.C.

Una de las grandes apuestas de la Unidad para las Víctimas es que las víctimas del conflicto armado que se encuentran actualmente en el exterior puedan restablecer la confianza y se acerquen a la entidad para conocer de primera mano las estrategias integrales de cara al acceso a sus derechos y medidas de reparación integral.

Así lo aseguró la directora de la Unidad para las Víctimas, Patricia Tobón Yagarí, en medio del webinar que se realizó este miércoles 31 de mayo junto al embajador de Colombia en Suiza, Francisco Echeverri. En este espacio no solo se invitó a la comunidad de víctimas en Suiza a conocer la oferta social de la Unidad y del Estado en materia de reparación; también fue una oportunidad para que se dialogara acerca de los retos y acciones para dignificar a quienes tuvieron que salir de Colombia por causa del conflicto armado y para reconocer su poder transformador de cara a la construcción de la paz.

“Esta es una oportunidad para encontrarnos como comunidad en el exterior, para dialogar, aportar y para que las instituciones que tenemos que ver con los derechos y atención a las víctimas podamos servirles. La experiencia de las víctimas de Colombia en el exterior es muy importante para nosotros. Las voces de la comunidad en Suiza son fundamentales, porque nos pueden aportar y contribuir en la discusión sobre cómo Colombia puede superar el conflicto y construir la transición hacia la paz”, mencionó Tobón Yagarí al iniciar el encuentro.

Según Tobón Yagarí y Echeverri, actualmente existen 120 víctimas colombianas registradas en Suiza, con hechos victimizantes como: desplazamiento forzado, homicidio, amenaza, desaparición forzada y delitos contra la integridad e integridad sexual. Sobre este punto, el embajador indicó que existe un subregistro, pues “en Suiza hay un grupo numeroso de colombianos y colombianas que fueron víctimas del conflicto armado y no han hecho la respectiva declaración”. Por esa razón, indicó que la Embajada de Colombia en Suiza sigue trabajando para “restablecer la confianza con las víctimas que se encuentran en ese país y llevarlas al consulado para conectarlos con la Unidad para las Víctimas y que así puedan conocer cómo acceder a su reparación”.

"Estamos reuniéndonos con diferentes grupos de colombianos en diferentes zonas de Suiza, estamos propiciando más diálogos con la Embajada y hemos hecho acercamientos con las comunidades que residen acá. En cada una de estas convocatorias encontramos colombianos y colombianas con historias de violencia. Por eso los invitamos a que se acerquen a la Embajada y se registren. Constantemente con todo el equipo y las personas que atienden en el consulado nos acercamos con el fin de invitar a las víctimas a que nos permitan identificarlas, a que nos permitan trabajar con ellas y así busquemos la manera de aliviar la situación que vivieron”, afirmó.

A su turno, Tobón Yagarí mencionó que es importante que las víctimas colombianas en Suiza, y en general las víctimas en el exterior, conozcan que la entidad ofrece orientación personalizada a través de sus diferentes canales de atención, ya sea de manera virtual o “a través del acompañamiento que se hace en los consulados de Colombia en el mundo”.

“Para nosotros es muy importante que las víctimas en el exterior sepan que esta es la institución para poder acceder a sus derechos. Por esa razón, requerimos que conozcan su oferta institucional. La Unidad tiene puestos de atención, atención por chat y por llamadas. Pero también nos estamos articulando con todas las instituciones del Estado en los diferentes países para que puedan conocer cuál es la ruta", manifestó.

La directora también indicó que la Unidad cuenta con estrategias como “Cimientos: por la memoria y el reconocimiento de las víctimas”, en la cual se permite la materialización de las medidas de satisfacción, garantías de no repetición o rehabilitación, o estrategias de acompañamiento psicosocial no presencial y entrega herramientas personales que permiten transitar por las heridas que han dejado el conflicto y la migración.

Y, por último, reiteró: “Es muy importante que las víctimas conozcan este trabajo articulado entre la Unidad para las Víctimas y la Cancillería, porque son los consulados los que atienden a la población. También vamos a realizar jornadas y acciones integrales en las que se pueda informar y permitir generar procesos de aceleración de acceso a los derechos de las comunidades que lo requieran en el exterior. Pero para eso es necesario que se acerquen a los consulados, que se puedan acercar a la Embajada, para que podamos hacer este trabajo de manera eficiente".

En la Unidad para las Víctimas cambiamos para servir, con el objetivo de seguir trabajando en acciones de cara a la implementación de una política que contribuya a la superación de los rezagos, brinde una reparación transformadora y le permita a quienes han padecido el conflicto armado acceder efectivamente a sus derechos.