“Las mujeres hemos pedaleado sin rendirnos”

 

Sincelejo, 30 de septiembre de 2014.
Lucila fue reparada integralmente por la Unidad para las Víctimas a mediados de 2014. Gracias al programa de acompañamiento ella invirtió sus recursos en el fortalecimiento de su negocio familiar.

Unidad atendió a 412 víctimas de Aracataca (Magdalena)

Santa Marta, 30 de septiembre de 2014. 
Dentro de la atención se realizaron 97 novedades de registro, programación de ayudas humanitarias, procesos de victimas por otros hechos diferentes al desplazamiento, socialización del proceso de retorno y reubicación y se observó que gran parte de la población víctima de dicho municipio ya cuenta con PAARI de reparación.

Territorial Urabá-Darién perfecciona modelo de enfoque diferencial

Apartadó, 30 de septiembre de 2014.
Estas acciones hacen parte del trabajo que está adelantando la Unidad para las Víctimas a nivel territorial y nacional, desde el enfoque diferencial línea de discapacidad.

“Uno recibe mucha orientación sobre el proceso”: víctima de San Marcos (Sucre)

 

Sincelejo, 30 de septiembre de 2014.
Así lo dijo Liney Olivero, víctima de desplazamiento forzado, tras la feria de servicios del pasado fin de semana en San Marcos (Sucre). En la jornada fueron atendidas cerca de 400 víctimas y tuvo la presencia de 17 instituciones del orden regional y local.

Arrancó en Bogotá el segundo encuentro “Palabras Mayores”

Bogotá, 30 de septiembre de 2014. 
Entre los conferencistas que intervienen en el evento sobresalen María Cecilia Restrepo, Daniel Raad, Pilar Contreras, María Tila Uribe y María del Pilar Zuluaga, entre otros. El evento finalizará este jueves dos de octubre.

Unidad para las Víctimas acompañó la “Peregrinación a Urabá: Memoria Viva por la Paz y la Reconciliación”

Apartadó, 30 de septiembre de 2014. 
Alrededor de 1.200 personas llegaron al Parque los Bomberos de Apartadó en las delegaciones provenientes de Medellín, Bogotá, Montería, Barrancabermeja, Barranquilla, Chocó y sitios alternos a Apartadó, con un solo objetivo: volver a sentir la tierra urabaense, la cual tuvieron que abandonar por el conflicto armado.