Mayo
10
2019

Actualizan plan de contingencia para atención humanitaria a víctimas del Catatumbo

Unidad para las víctimas, autoridades policiales y militares lideran el proceso.

NORTE DE SANTANDERCÚCUTA

La difícil situación de orden público que atraviesan los municipios que conforman la región del Catatumbo (Norte de Santander), mantiene a las autoridades de Cúcuta y del departamento, atentas para brindar la atención humanitaria a la población afectada por la violencia.

Las muertes selectivas, desapariciones forzadas, secuestros y ataques contra la fuerza pública son algunos de los hechos que hoy generan temor en las comunidades ubicadas en norte del departamento. Esta situación ha conllevado a un refuerzo en los procesos de articulación institucional para dar respuesta a los afectados por la violencia.

La Unidad para las Víctimas adelanta la asistencia técnica con el fin de fortalecer y ajustar la ruta de atención a las víctimas en el marco de su plan de contingencia con base en la Resolución 00021del 10 de enero de 2019. “Los municipios deben formalizar y dejar acorde a lo que establece la misma Resolución para que ellos puedan acceder a través de la corresponsabilidad a las solicitudes de las ayudas humanitarias en los dos niveles de gobierno, en este caso, departamento y Nación, en lo que tiene que ver con la Unidad para las Víctimas”, expresó, el enlace territorial de la Subdirección prevención  y atención de emergencias (Spae), Marx de Jesús Nocua.

El enlace territorial para la Spae, explicó además, aspectos contemplados en la norma, aclarando que durante el mes de abril no se han registrado emergencias humanitarias, no obstante, se han presentado hechos individuales que han requerido de la atención de entrega de ayudas humanitarias inmediatas por parte de las administraciones. “Se establecieron los conceptos claros que establece la Ley 1448 del 2011, el decreto 4800 del 2011, el decreto 1084 del 2015, frente a las responsabilidades que deben tener cada una de las entidades. Dentro de esa fase de sensibilización, se establecieron compromisos para que podamos empezar a trabajar en las otras tres fases que establece el plan de contingencia, fase de diagnóstico, aprobación y seguimiento”, añadió Marx Nocua.

Por su parte, la directora territorial de la Unidad para las Víctimas en Norte de Santander, Alicia Rojas, señaló que se mantendrá el apoyo institucional con jornadas de capacitación y orientación, relacionadas con las nuevas disposiciones pendientes a desarrollar “situaciones que las debemos tener presentes todas las entidades para que en cualquier evento, no nos vaya a tomar por sorpresa una situación de esta índole”.

El encuentro se adelantó en la sede de la Unidad para las Víctimas en Norte de Santander con la participación de los diferentes despachos de la administración municipal, entre ellas, la Secretaría de Gobierno, Posconflicto y Cultura de Paz.

Fin/Ceg/cmc/lmy