Jun
18
2019

Unidad para las Víctimas invertirá 40.000 millones en obras de infraestructura social para retornos de desplazados

En el segundo semestre de 2019, la Unidad realizará obras comunitarias para la sostenibilidad de la población retornada o reubicada en todo el país, entre la cual se encuentran familias de 11 municipios antioqueños.

ANTIOQUIAMEDELLÍN

Desde 2012, un total de 274.829 familias desplazadas por el conflicto retornaron a sus territorios de origen o se reubicaron en otras zonas de Colombia con el apoyo de la Unidad para las Víctimas. Con el fin de brindarles sostenibilidad y mejores condiciones de vida a estas familias, la Unidad viene implementando una estrategia para apoyar a 204 municipios con planes de retornos y reubicaciones ya aprobados.

Según Yolman Osorio, coordinador nacional de Retornos y Reubicaciones, “se invertirán 40.000 millones de pesos en materiales de construcción, insumos y dotaciones para las obras y proyectos en las líneas de inversión sobre los 8 derechos para la superación de la situación de vulnerabilidad causada por el desplazamiento forzado: salud, educación, identificación, vivienda, generación de ingresos, atención psicosocial, reunificación familiar y alimentación”.

El funcionario agregó que con esta estrategia se pretende asegurar que “estos retornos sean sostenibles, fortaleciendo la infraestructura social y comunitaria para mejorar las condiciones de vida de esta población afectada por el desplazamiento forzado”.

A la fecha, las alcaldías de 11 municipios antioqueños presentaron proyectos para ejecutarlos en el segundo semestre del año, entre ellos, varios priorizados para el posconflicto por los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), en cumplimiento del acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc.  Cada localidad aportará la mano de obra calificada y no calificada.

Los municipios en Antioquia son: Dabeiba, Cáceres, Caucasia, Urrao, San Rafael, San Carlos, Betulia, San Francisco, Carmen de Viboral, Yolombó, Abejorral y Concordia. Algunos de los proyectos formulados son para dotación, mejoramiento o adecuación de escuelas, centros de salud, salones comunales, construcción de placas huellas, huertas caseras, y proyectos productivos agropecuarios, piscícolas o silvopastoriles.

Como parte de esta estrategia, en Dabeiba se inició la atención sicosocial para la reconstrucción del tejido social afectado por el conflicto armado y promover el arraigo territorial y la convivencia entre las víctimas retornadas y las comunidades receptoras.

Apoyo para más retornados

Urrao es uno de los municipios beneficiados. Claudia Vargas, enlace de víctimas de la alcaldía, resaltó que “este fortalecimiento del plan de retorno llegará a nuestras comunidades con apoyo a proyectos agropecuarios y dotaciones para escuelas y puestos de salud en zonas rurales”.

Gracias a unas mejores condiciones de seguridad, a este municipio han retornado cerca de 5.000 familias que sufrieron el desplazamiento forzado por la intimidación de grupos armados ilegales en el pasado.

Además de apoyar a cerca de 274.000 familias para su retorno o reubicación en todo el país, la Unidad para las Víctimas también entregó dotaciones (herramientas, semillas, animales) a 4.778 que retornaron a sus sitios de origen. Y otras 41.404 familias se beneficiaron con el programa Familias en su Tierra.

 

(Fin/JCM/LMY)