Abr
16
2019

Corea desarrollará nuevos proyectos con la Unidad en beneficio de las víctimas

Una misión del Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea se reunió con directivos de la Unidad para las Víctimas y le expresó su voluntad de seguir desarrollando proyectos en favor de las personas afectadas por el conflicto armado.

BOGOTÁ, D.C.BOGOTÁ, D.C.

En las instalaciones del Centro de Rehabilitación Inclusiva (CRI), dedicado la recuperación de miembros de la Fuerza Pública con alguna discapacidad, una delegación de la Cancillería de Corea se reunió con directivos de la Unidad para las Víctimas, para ratificar su interés de seguir desarrollando iniciativas en favor de los sobrevivientes del conflicto.

A la reunión acudieron la subdirectora general de la Unidad, Viviana Ferro, y el Coordinador de Cooperación Internacional de la entidad, Nicolás Fernández de Soto, con el objetivo de dialogar sobre la situación de migrantes venezolanos en la frontera, en el marco de un proyecto firmado con la Agencia de Cooperación Internacional de Corea (KOICA) en 2018, y explorar nuevas opciones de cooperación.

En 2018 fue firmado un convenio con KOICA para la implementación del proyecto “Consolidación de la Paz en Colombia a través del apoyo a soluciones duraderas para las víctimas de desplazamiento forzado en asentamientos informales”, el cual tiene como socio implementador a la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

En el marco de ese proyecto, los delegados del gobierno de Corea expresaron hoy su voluntad de seguir desarrollando ideas relacionadas con los retornos de desplazados y la creación de entornos solidarios en sus lugares de asentamiento. Por eso sugirieron una próxima reunión de la Unidad para las Víctimas con KOICA.

Durante la visita al CRI, los tres delegados de la cancillería coreana que vinieron a Colombia expresaron satisfacción por los logros y el funcionamiento del Centro cuya construcción fue financiada con recursos del gobierno de Corea, entre los años 2013 y 2016.

En el marco del proyecto firmado en 2018 con KOICA se han beneficiado 2.840 familias (10.033 personas) en cinco municipios duramente afectados por el conflicto: Turbo, Quibdó, Mocoa, Cúcuta y Arauca.

Se han beneficiado 504 familias (2000 personas) de las comunidades de Pescador 1 y Pescador 2, en Turbo, Antioquia; 555 familias (2200) personas) en la comunidad La Victoria, en Quibdó, Chocó; en Mocoa, Putumayo, se beneficiaron 193 familias (597 personas) en Villa Rosas, 62 familias (258 personas) en Yanacona y 58 familias (232 personas) en Paraíso; Cúcuta, Norte de Santander, 72 familias (288 personas) de la comunidad Scalabrini y 280 familias (1150 personas) en Camilo Daza; y en Arauca, Arauca, 1.116 familias (3.308 personas) de la comunidad Bello Horizonte.