Mar
07
2019

Ludirlena Pérez, víctima del conflicto, fue proclamada hoy como la Mujer Cafam 2019

Ludirlena Pérez Carvajal, nacida el 13 de diciembre de 1985 en Granada, Meta, víctima del conflicto armado en el país por delitos contra la integridad sexual y desplazamiento forzado sufridos en el año 2004, fue proclamada hoy como la Mujer Cafam 2019.

BOGOTÁ, D.C.BOGOTÁ, D.C.

Tras guardar el silencio durante muchos años por esos recuerdos terribles que le dejaron en su cuerpo y en su mente, Pérez Carvajal decidió romper el silencio y comenzar a trabajar por ella misma y por la mujeres que han sufrido este flagelo, desde la Asociación de Familias Desplazadas de La Dorada Asofades, donde empezó a escuchar a otras personas, en un proceso que le sirvió para su propia sanación.

“Todo esto ha sido un proceso personal, de nada sirve seguir odiando o mantener viva la imagen de esa persona que me hizo el daño, porque si no puedo perdonar me destruyo a mí misma, a quienes me rodean y realmente me quieren, ya que en el afán de odiar, uno destruye”, comenta Luderlina sobre su caso. 

Por medio de su trabajo en la Asociación de Mujeres Víctimas del Conflicto Armado “Gestionando Paz”, Pérez Carvajal logró conocer los sentimientos que invaden las mujeres que han soportado la violencia sexual en la guerra y les ayudó a sanar sus heridas, recobrar la ilusión de vivir y recuperarse incluso de ideas suicidas que la acompañaron durante varios años, reconstruyendo de esta forma su existencia. 

“Es inevitable el llanto, me invade un sentimiento de alegría en mi alma y mi ser por este logro, hoy desnudé mi alma frente a ustedes, yo no decidí ser víctima de la violencia, los victimarios decidieron por mí, pero a las vez tomé la iniciativa de avanzar, transformar mi realidad y la de otras mujeres que padecieron lo mismo”, afirmó durante la ceremonia.

Y complementó: “Mi cuerpo y mi mente pueden estar marcados por los horrores de la guerra, pero yo elegí una paz estable y duradera para mí y para todas aquellas mujeres que me acompañan en la asociación, quienes le ponen el pecho a la vida, ellas son las verdaderas heroínas en todo este proceso”. 

En 2009 nació la organización “Gestionando Paz”, como una iniciativa de cuatro mujeres de diferentes edades que fueron víctimas por diferentes hechos del conflicto armado, desde su constitución se ha logrado beneficiar a más de 3.400 personas con la implementación de varios programas de recuperación emocional.

La ganadora recibió la suma de 40 millones de pesos y una estatuilla que le acredita el primer lugar, de manos de la primera dama de la Nación, María Juliana Ruiz.

Luderlina Pérez ya fue indemnizada por parte de la Unidad para las Víctimas por uno de los hechos victimizantes y espera seguir trabajando de la mano de las mujeres que la acompañan, para que como ellas lo hicieron, muchas más personas continúen rompiendo la cadena del silencio y decidan salir adelante con sus proyectos de vida.