Mayo
02
2019

Con procesión y ceremonia litúrgica, Bojayá conmemoró 17 años de la masacre

Cientos de bojayaseños participaron en la conmemoración de los 17 años de la masacre, hecho violento que dejó 79 muertos y cerca de 100 heridos.

CHOCÓBOJAYÁ

Acompañados con los “alabaos” de las cantadoras de Bojayá, los habitantes de esta población chocoana, ubicada en la ribera del río Atrato, participaron de la jornada de conmemoración de la masacre ocurrida en su iglesia el 2 de mayo de 2002.

El “Cristo Mutilado”, símbolo de la masacre y de la resistencia del pueblo bojayaseño, el mismo que hace más de un año recibió la bendición del papa Francisco en Villavicencio, encabezó la jornada de conmemoración en honor a las 79 víctimas mortales que dejó la tragedia.

“Esta conmemoración es un día inolvidable, 17 años de la masacre en Bojayá, porque como población víctima no podemos olvidar y siempre tenemos que estar recordando nuestra memoria para no repetir estos hechos”, aseguró Yaila Mena, integrante de la fundación Mujer y Vida de Bojayá.

La procesión continuó en pangas sobre el Atrato hasta el viejo Bojayá, el escenario de aquel enfrentamiento entre guerrilleros de las FARC y paramilitares que operaban en la zona. La iglesia San Pablo Apóstol, lugar donde cayó una pipeta con explosivos, albergó a toda la población que participó del acto litúrgico. “Es muy importante tener presente lo qué pasó hace muchos años. Entonces es muy importante que no se olvide y que año tras año se siga haciendo la misa y se siga recordando lo qué pasó”, manifiestó Maritza Asprilla, habitante de Bojayá.

Uno a uno se mencionó a las personas fallecidas y se encendió una vela en su nombre.

Al finalizar la jornada se reunieron víctimas con autoridades locales y nacionales, “Estamos acá como Gobierno Nacional, como Oficina del Alto Comisionado para la Paz, acompañando esta conmemoración de 17 años de la masacre en este sitio, y desde el Gobierno Nacional estamos tratando de emprender todas las acciones con este pueblo”, señaló Antonio Quiñónez, Comisionado Adjunto para La Paz”.

Las comunidades pidieron garantías para la no repetición de este tipo de hechos.

(FIN/FMB/CMC)