Jun
06
2018

En Puerto Rico (Caquetá) dignifican la memoria de concejales y líderes víctimas del conflicto

En 2005, miembros de la entonces guerrilla de las FARC entraron al concejo municipal y dispararon indiscriminadamente contra los cabildantes. Ese día fallecieron 4 concejales y el secretario de la corporación.

PUERTO RICO

En el marco del Plan Integral de Reparación Colectiva a concejales y diputados, este 5 y 6 de junio la Unidad para las Víctimas llevó a cabo el acto de dignificación y reconocimiento de los hechos ocurridos contra concejales y líderes de la democracia del municipio de Puerto Rico (Caquetá) en 2005.

En mayo de 2005 cuando la plenaria del concejo municipal estaba a punto de terminar su sesión diaria, un grupo de guerrilleros de las FARC arremetieron con fuego contra el grupo de concejales en un episodio que dejó cinco muertos: cuatro concejales y el secretario de esa corporación.

Sin embargo, desde los años ochenta habían empezado a ser evidentes las persecuciones contra los líderes políticos de la región, lo que dejó 8 concejales más asesinados. En total, en aquella época el concejo municipal perdió a 12 cabildantes, lo que constituyó uno de los hechos de violencia más grandes contra concejales del país.

Ahora, 13 años después, la Unidad para las Víctimas, junto al Comité de Impulso integrado por las federaciones y confederaciones que representan a concejales y diputados de Colombia, conmemoran esta fecha con actividades académicas y simbólicas que buscan la dignificación de los asesinados.

Así fueron los actos de dignificación

El acto fue instalado el martes por el Concejo Municipal de Puerto Rico en cabeza de su presidenta, María del Carmen Ordóñez, quien reafirmó el compromiso con las víctimas y resaltó la importancia de que cada año se conmemoren estos hechos, “no para abrir heridas, sino para cerrarlas y para reflexionar colectivamente, para que ninguno de los hechos se repitan en nuestro país”.

Este encuentro reunió a concejales de El Doncello, Paujil, La Montañita, San Vicente del Caguán y Belén de los Andaquíes, entre otros municipios de la región, quienes a través de un foro discutieron temas importantes sobre su trabajo como líderes de la democracia y discutieron la importancia de servir a la ciudadanía en cada uno de sus territorios.

Entre tanto, Edgar Alberto Polo Devia, director ejecutivo de la Federación Nacional de Concejos (Fenacon) recordó que más de 540 concejales en el país han sido asesinados. “Nuestra labor ha sido blanco de la violencia. Con esta conmemoración recordamos a los de Puerto Rico (Caquetá) para que sigamos trabajando para construir un verdadera paz, para que haya justicia social y no exista más impunidad”

Así mismo, intervino Jaime Solanilla González, presidente de la Confederación Nacional de Concejos y Concejales de Colombia (Confenacol) resaltando la importancia del trabajo de los concejales en el país.

“Desde hace muchos años los concejales hemos trabajado por la paz y eso se ha visto afectado por el conflicto. Pero con nuestras acciones y causas hemos logrado construir un camino diferente para la democracia, para los ciudadanos, para toda Colombia”.

La jornada del martes cerró con un acto simbólico presidido por el párroco del municipio en el que hubo lectura de mensajes de reflexión, reconciliación y perdón.

‘Que nunca más se repita’

Al día siguiente los asistentes realizaron una caminata por el pueblo y luego concejales, líderes y población civil se reunieron en la casa donde ocurrieron los hechos. Allí, Edilmer Castaño, exconcejal sobreviviente de la masacre, recordó brevemente los sucesos vividos.

“Tengo la suerte de estar hoy aquí y contar lo que pasó para que nunca más se repita. Celebrar esta fecha es muy importante porque reconocemos la labor como líderes de la democracia y el trabajo por construir la paz”, destacó Castaño.

Después, en el parque principal, se rindió homenaje a la concejal Miriam Martínez Hurtado, asesinada en 2005, de quien se erige un monumento como reconocimiento a su labor por la comunidad y en su memoria como víctima del conflicto.

El alcalde del municipio, Hernán Armando Bravo, exhortó a los cabildantes a seguir trabajando por las comunidades de los municipios. “Podemos manifestar que las corporaciones son las que permiten, de manera propositiva, construir ejes de desarrollo en los municipios. Hoy los concejales pueden ejercer la democracia sin miedo a la violencia”.

El acto de dignificación y reconocimiento finalizó con la entrega de una pintura de Reinaldo Tamayo, sobreviviente del conflicto, en honor a los concejales víctimas de Puerto Rico.

La Unidad para las Víctimas ha implementado otras medidas en este municipio como parte del Plan Integral de Reparación Colectiva a concejales y diputados que incluyen la restitución del buen nombre, la desestigmatización y el fortalecimiento de la democracia local para la inclusión ciudadana. Dentro del Registro Único de Víctimas, se encuentran vinculados 1.900 concejales y diputados, con quienes se avanza en el proceso de reparación integral.