Jun
19
2019

Unidad para las Víctimas y Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), avanzan en concertación para reparación colectiva en el departamento

La ruta de reparación incluye a los pueblos emberá, eperara siapidara, nasa, ambaló, yanacona, totoró, kokonuko y kisgo, ubicados en todo el territorio caucano.

CAUCAPOPAYÁN

La Unidad para las Víctimas y el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), avanzan en la concertación para la reparación colectiva de 17 sujetos étnicos, con una asignación presupuestaria de $595 millones, para el proceso de formulación, caracterización y protocolización.

Esta ruta de reparación, con la que se trabajará en 2019, incluye a los pueblos emberá, eperara siapidara, nasa, ambaló, yanacona, totoró, kokonuko y kisgo, ubicados en todo el territorio caucano .

Dichas comunidades que han sido afectadas por años de guerra en el departamento del Cauca podrán establecer un plan que les permitirá tener medidas de rehabilitación, satisfacción, restitución, indemnización y de garantías de no repetición para lograr la reparación colectiva de cada uno de los resguardos o cabildos desde sus usos, costumbres y creencias.

Dan Harry Sánchez Cobo, director de la Unidad para las Víctimas en el Cauca, manifestó que “como medida de concertación con el CRIC, se acordó que además de estos 17 sujetos que van a ser atendidos durante el 2019, diez más van a realizar toda la fase de alistamiento para ser priorizados en la vigencia 2020. Esto significa un avance, a través de una metodología planteada desde el Consejo Regional Indígena del Cauca”.

Por su parte, Licímaco Mestizo Julicué, miembro del resguardo indígena Piskwe Tha Fxjw del municipio de Páez, expresó que “los diferentes procesos que se están llevando sobre las comunidades indígenas afectadas en el Cauca por la violencia en el transcurso de todo estos años, permite asegurar que hoy hicimos un trabajo importante junto a la Unidad para las Víctimas, que permitirá el fortalecimiento de nuestras comunidades; por nuestra parte hay un compromiso grande y es el de avanzar y formar bien los equipos de trabajo y con ello comenzar en los diferentes procesos”.

De esta manera la Unidad para las Víctimas y el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), logran concertar acciones que permitirán avanzar en la ruta de reparación colectiva con resguardos y cabildos en las vigencias 2019 y 2020, en beneficio de los pueblos víctimas del conflicto armado en el Cauca.

(Fin/MVR/LMY)