Nov
23
2015

Asfaddes, sujeto de reparación colectiva

En un acto histórico, la Unidad para la Atención y Reparación a las Víctimas reconoció el trabajo de 34 años la Asociación de Familiares y Detenidos Desaparecidos (Asfaddes) por los derechos humanos en Colombia.

BOGOTÁ, D.C.

n una emotiva ceremonia, que se llevó a cabo en el Teatro del Parque, en el centro de Bogotá, se realizó el acto de notificación y reconocimiento a la Asociación de Familiares y Detenidos Desaparecidos (Asfaddes), como sujeto de reparación colectiva, por parte de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas. 

Esta organización de derechos humanos es una de las más antiguas de Colombia. Fue constituida jurídicamente el 19 de marzo de 1985, pero comenzó a trabajar por los detenidos desaparecidos en 1982 cuando, como lo recordó, Gloria Gómez, su secretaria general: "Desaparecieron 13 estudiantes de las universidades Nacional y Distrital, entre el 4 de marzo y el 15 de septiembre de 1982. El 4 de febrero de 1983 salimos por primera vez a las calles a gritar sus nombres y a luchar contra la represión del Estado".  

En el acto estuvieron presentes Iris Marín, directora de reparación de la Unidad, y directora encargada; Carolina Albornoz, subdirectora de reparación colectiva de la Unidad; Aura María Díaz, representante de Asfaddes; Ana Teresa Bernal, alta consejera Distrital para los Derechos de las Víctimas y Gloria Flórez, secretaria de gobierno del Distrito. 

Iris Marín destacó el carácter histórico del reconocimiento a Asfaddes: "Esta es la primera vez que estado reconoce a una asociación de desaparecidos. Esta es una organización que fue capaz de decirle al estado cosas que no quería saber, fueron pioneros en el trabajo por los desaparecidos y les abrieron el camino a otras organizaciones".  

Carolina Albornoz, por su parte, señaló que, con este acto: "el Estado asume la complejidad de la desaparición de forzada y promueve la no repetición de estos hechos violentos". Resaltó la importancia de valorar la experiencia acumulada por Asfaddes en sus 34 años de historia para la construcción de la paz. 

La jornada tuvo dos momentos intensos. El primero fue cuando los miembros, de Asfaddes, en su mayoría mujeres, cantaron su himno, la canción 'Todavía cantamos', una emblemática composición que el cantautor argentino Víctor Heredia les regaló. Después se hizo una entrega de claveles blancos, una flor que se ha convertido en un símbolo de su lucha por los desaparecidos. 

El segundo fue cuando Gloria Flórez, secretaria de Gobierno del Distrito tuvo que interrumpir su intervención, presa de la emoción y las lágrimas. Flórez, además de funcionaria, es una reconocida trabajadora por los derechos humanos que acompañó en muchas ocasiones el trabajo de Asfaddes. En su intervención reconoció que el trabajo de Asfaddes fue fundamental para que el Estado reconociera la desaparición forzada como delito. Ana Teresa Bernal, por su parte, invitó a que continúen los esfuerzos para que haya verdad, justicia y reparación y resaltó la importancia de que el esfuerzo de organizaciones como Asfaddes llegue a la "memoria de la sociedad colombiana que no se ha movilizado lo suficiente". 

El acto tuvo varias presentaciones musicales, la primera fue la orquesta de cámara de la  Filarmónica Juvenil de Bogotá. El cierre estuvo a cargo del grupo bogotano Alerta Kamarada que ha sido un apoyo importante para Asfaddes con su música y sus presentaciones.