Jun
06
2018

Taller de resolución de conflictos para mesas de víctimas de Norte de Santander y Cúcuta

La Unidad para las Víctimas coordina un taller para líderes de mesas de víctimas, a través del cual los capacita en la no violencia como estrategia para solucionar diferencias en la convivencia.

NORTE DE SANTANDERCÚCUTA

“La violencia es una enfermedad prevenible. Los seres humanos no somos violentos por naturaleza y tenemos el poder de controlar este sentimiento, de utilizar la fuerza de la no violencia para resolver cualquier conflicto que se presente”. Con estas palabras Luis Javier Botero Arango abrió el taller de resolución de conflictos dirigido a los integrantes de las Mesas de Víctimas del departamento y Cúcuta.

El experto en el tema está en Cúcuta ofreciendo la capacitación coordinada por la Unidad de Víctimas para cerca de 25 líderes, con el objeto de multiplicar a través de ellos, la cultura de la no violencia como fuerza para la convivencia en armonía.

En un primer ejercicio el grupo se formó en pareja para conocerse. Luego cada uno asumió el rol del otro para presentarse al grupo en pleno, se trató de ponerse en la piel del compañero para entender sus emociones, sus valores.

Botero explicó que la comunicación es importante para resolver problemas, porque muchos surgen por no manejar el mismo significado de lo que se dice y ese error puede llevar a enfrentamientos.

“Tenemos inteligencia para controlar reacciones violentas. La violencia de hecho es la negación de la inteligencia”, manifestó Botero y recordó que la génesis de este sentimiento está en las prácticas de crianza al interior de la familia.

El taller para los líderes regionales, hace parte del programa de capacitación de líderes por parte de la Unidad, que ya se ha cumplido en Bogotá, Villavicencio y Neiva.

“Las reflexiones que hacemos les ayuda a entender a los participantes que el cambio en la cultura de la no violencia empieza por uno, En este proceso ellos pueden alcanzar un proceso de sanación y reconciliación con el mundo que los rodea”, indicó el conferencista.

El representante en la Mesa Departamental de Víctimas por los desplazados, Luis Alberto Rojas, calificó de importante el taller porque, según él, “la resolución de conflicto es lo que debemos tener más pendiente para salir adelante con el proceso de cada uno como víctima. Entre más gente consciente tengamos, lo superamos más rápido”.

Por su parte, Doris Rodríguez representante también de la Mesa Departamental, por el sector de las víctimas que han sufrido violencia sexual, dijo que estos talleres deben extenderse a todas las mesas municipales para empoderar a las mujeres y enseñarles que incluso con un gesto pueden estar provocando violencia, sin saberlo.

La capacitación es válida, sobre todo porque nosotros manejamos comunidad y debemos tener este conocimiento”, concluyó.