Nov
23
2015

Participación política de las mujeres y sus retos

El evento, se dividió en varias secciones y contó con la intervención de representantes de diversas entidades comprometidas con el papel de la mujer como sujeto priorizado.

BOGOTÁ, D.C.

Concejalas, diputadas, alcaldesas y gobernadoras se reúnen los días 23 y 24 de noviembre, en el Hotel Dann Carlton de Bogotá en la Cumbre de Mujeres Electas 2015: más mujeres, más democracia, espacio para hablar de igualdad, participación y retos hacia la paridad.

La primera jornada de la Cumbre fue un escenario en el que las mujeres electas 2015 se reunieron para hablar de una gestión exitosa, de su participación e inclusión en el gobierno, de la construcción de paz e intercambiaron experiencias territoriales. El evento, se dividió en varias secciones y contó con la intervención de representantes de diversas entidades comprometidas con el papel de la mujer como sujeto priorizado.

Según Alba García, directora de la de Gestión Interinstitucional de la Unidad para las Víctimas, quien intervino como invitada para hablar durante el panel Construcción de paz: estado del proceso de paz y retos territoriales de las siguientes fases, “es importante el papel de la mujer en el fortalecimiento democrático y en la prevención y resolución de los conflictos”.

Así mismo, García se refirió también al papel de la entidad en el proceso del posconflicto, en el que las víctimas están en el centro. Al respecto añadió que debe haber oportunidades de construcción por parte de las mujeres y transformaciones desde los territorios. Indicó que el proceso de reparación debe continuar en los siguientes 4 años de gobierno y que las instituciones deben trabajar de la mano de todas las asistentes al evento en la inclusión de la mujer. Señaló además que la Cumbre “es un escenario de reflexión para recordar que las mujeres han sido víctimas y ahora estamos trabajando en su reparación integral para que sean constructoras de paz”.

Durante el panel también intervinieron Diana Brito, asesora de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, quien aseguró que el empleo y la generación de ingresos son aspectos básicos para trabajar en el posconflicto; además, agregó que las mujeres deben recibir apoyo para que logren los beneficios de la paz.

Por su parte, Ángela María Robledo, Representante a la Cámara, indicó que “hay que cambiar la violencia por la palabra y reconfigurar el país” como el reto de los territorios en un Estado Social de Derecho.

Según Katherine Ronderos, delegada del Proceso Cumbre Mujeres y Paz, uno de los objetivos es proponer y compartir las propuestas para la construcción de paz, garantizar los enfoques de las mujeres y los derechos de aquellas que han sido víctimas para hacer una transición a la justicia transformadora.

Durante la misma jornada también se trataron temas de normatividad, políticas públicas y el Plan Nacional de Desarrollo, aspectos relevantes frente al género. En la tarde se constituyeron mesas de trabajo para compartir experiencias. El segundo día estará enmarcado con la misma dinámica y bajo el contexto y perspectiva legislativa con relación a los derechos de las mujeres, la transparencia y rendición de cuentas, el control político y las estrategias para la participación política.