Abr
09
2018

Iglesia, autoridades civiles y militares y comunidad se solidarizaron con las víctimas

La conmemoración del Día Nacional por la Memoria y Solidaridad con los sobrevivientes del conflicto armado contempló distintos actos en el departamento, y se extenderá durante todo el mes de abril en diferentes municipios.

NARIÑOPASTO

Con una eucaristía presidida por el Obispo de Pasto, monseñor Julio Enrique Prado Bolaños, se conmemoró el Día Nacional de Memoria y Solidaridad con las Víctimas. En esta ceremonia religiosa participaron asociaciones de víctimas, la Mesa Municipal de Participación Efectiva de las Víctimas, autoridades civiles y militares, además de la comunidad pastusa que se sumó a esta conmemoración.

El director territorial de la Unidad en Nariño, Jaime Guerrero Vinueza, afirmó que la programación concertada con las mesas de participación y entidades como la Gobernación de Nariño, Alcaldía de Pasto, Defensora del Pueblo, Personería municipal, Unidad de Restitución de Tierras y demás instituciones del Sistema Nacional de Atención y Reparación integral para las Víctimas del conflicto, SNARIV, se cumplirá durante todo el mes de abril.

“Tendremos este sábado 14 y domingo 15 de abril la conmemoración en el municipio de Pasto, nos reuniremos las instituciones y las organizaciones de víctimas en el corregimiento de El Encano y allí con la comunidad indígena de Quillacinga, vamos a tener un encuentro que la coordinación de la mesa municipal ha denominado Caminando hacia la paz en reconciliación y perdón", resaltó Guerrero.

De igual forma, entre el 25 y el 28 de abril, las víctimas y las instituciones estarán en el acto de conmemoración departamental en el municipio de Tumaco, donde se llevará a cabo el encuentro denominado "Intercambio de saberes, lo que el conflicto no se llevó".

Guerrero Vinueza indicó que en el departamento de Nariño el trabajo de restitución de derechos y reparación integral a las víctimas es de carácter interinstitucional.

“Tenemos en nuestra territorial población que sufrieron el rigor del conflicto de una forma dramática. Hoy nuestro esfuerzo está centrado en convocar la institucionalidad, a las entidades que hacen parte del Sistema Nacional de Atención y reparación a las Víctimas del Conflicto, SNARIV, a los gobiernos regionales y locales, a la cooperación internacional para avanzar en el proceso de restitución de derechos, en el acompañamiento integral en la ruta de reparación”, agregó.

En el departamento de Nariño la Unidad registra un total de 424.479 víctimas, quienes, a la fecha, han recibido la indemnización administrativa 26.930 sobrevivientes con recursos que ascienden a $182.900 millones de pesos.

En el año 2017 se indemnizaron en total 5.147 personas, cifra récord, con respecto a los años anteriores. Este número de indemnizaciones fue posible gracias a la estrategia de Reparación Integral, Convivencia y Paz que beneficio a victimas focalizadas en municipios como Tumaco, Policarpa, El Rosario y Leiva, sectores donde se empiezan a cambiar las historias del conflicto por historias de esperanza.

Desde el 2009 el gobierno Nacional, a través de la Unidad para las Víctimas, ha invertido recursos por el orden de los $491.326 millones de pesos representados en Indemnizaciones, entrega de ayuda humanitaria, apoyo a entes territoriales, construcción de centros de atención y de proyectos de infraestructura social en Nariño.