Abr
11
2018

En Guaviare, las víctimas étnicas fueron protagonistas de conmemoración del 9 de abril

Con agendas, principalmente de participación étnica, en San José del Guaviare y Calamar, se logró invitar a la sociedad civil a no olvidar a los sobrevivientes del conflicto armado que en este departamento supera las 34.782 víctimas, según el Registro Único de Víctimas.

GUAVIARESAN JOSÉ DEL GUAVIARE

La Unidad para las Víctimas conmemoró en el Guaviare el Día de la Memoria y la Solidaridad con las víctimas del conflicto armado en Colombia, con eventos en los municipios de San José del Guaviare y Calamar.

En la capital del Guaviare se realizó la conmemoración el pasado 9 de abril, en el coliseo de La Esperanza, a donde acudieron más de 300 personas, con una agenda cultural y artística a cargo de comunidades étnicas pertenecientes a la familia Jiw del asentamiento de La Fuga.

“El principal hecho victimizante registrado en los sistemas de información del Estado colombiano en este departamento es el desplazamiento forzado (39.266 víctimas), producto del sentido conflicto que se ha presentado en el Guaviare. Las comunidades étnicas también se han visto altamente afectadas, motivo por el cual este año buscamos vincularlos a este evento, escuchándolos, conociendo sus tradiciones y también lo vivido en sus territorios ancestrales en el marco del conflicto armado”, afirmó Víctor Sánchez, profesional de la entidad en el Guaviare.

Como acto simbólico se encendió una luz por todas las víctimas del departamento, rindiendo un homenaje a través de un minuto de silencio en su memoria. La institucionalidad hizo entrega de una placa en homenaje a los sobrevivientes que hacen parte del enfoque diferencial, que estará ubicada en el Centro Regional de Atención a Víctimas (CRAV).

En el municipio de Calamar se realizó la conmemoración el 10 de abril en el coliseo “La Independencia”, con actos protocolarios a cargo de la Mesa municipal de Participación Efectiva de Víctimas. Posteriormente se dio paso a los momentos de reflexión y reconciliación.

Mariela Rodriguez, profesional de acompañamiento de la entidad, expresó que “En Calamar logramos reunir a más de 250 víctimas, las comunidades indígenas hicieron una muestra cultural en la cual expusieron sus costumbres gastronómicas y expresaron a través de una oración en sus lenguas una petición para que la violencia no se viva más en sus comunidades”.

La funcionara destacó que, por primera vez en este departamento, se logró coordinar la realización de una conmemoración del 9 de abril, con enfoque diferencial y étnico.

En ambos municipios hubo apoyo de las alcaldías municipales, la Gobernación del Guaviare, la Misión de apoyo al proceso de paz en Colombia de la Organización de Estados Americanos (OEA), las Personerías municipales y las Mesas de Participación de Víctimas.

Carlos Pardo Alezones, director territorial de la Unidad para Meta y Llanos orientales, indicó que se logró el objetivo de hacer de las víctimas los protagonistas de este día, que buscaba que los colombianos no olvidaran a los sobrevivientes del conflicto armado en todo el territorio nacional.