Abr
10
2018

En Aguazul, Casanare, árbol simbólico representó la solidaridad con las víctimas del conflicto armado

Con el compromiso de seguir trabajando por la paz y la reconciliación, las víctimas y entidades del Sistema Nacional de Atención a las Víctimas (Snariv) en Aguazul, conmemoraron el Día de la Memoria y Solidaridad con las Víctimas

CASANAREAGUAZUL

En Aguazul, a través del acto simbólico ` Huellas por la vida y la paz´ se evocó en las víctimas y en la comunidad de este municipio casanareño, el compromiso y la lucha de todos los sobrevivientes del conflicto armado, las organizaciones de víctimas y las entidades del Snariv para alcanzar la paz y la reconciliación.

Este evento se llevó a cabo en el polideportivo La Villa y contó con la participación de los representantes de la Mesa Municipal de Participación Efectiva de Víctimas de Aguazul, funcionarios de la Unidad para las Víctimas,   la administración  municipal, la Personería, así como  el párroco de la iglesia Nuestra Señora del Carmen, representantes de la iglesia cristiana Asambleas de Dios, personal militar del Ejército Nacional y de  la Policía Nacional.

Durante el encuentro, se llevaron a cabo presentaciones artísticas de La Casa de la Cultura con la muestra del baile típico llanero; la banda sinfónica del Colegio Camilo Torres y la Fundación Batuta.

Carlos Arturo Pardo Alezones, director de la Unidad para las Víctimas en la Territorial Meta y los Llanos Orientales indicó que, en esta conmemoración, como acto simbólico, se realizó la adecuación de un árbol con frutos que simbolizaban la paz.

El director agregó que, en este árbol, cada entidad del Snariv y organización de víctimas plasmó su huella con pintura de diferentes colores, que representaban los sentimientos de las víctimas del conflicto armado y resaltado que el color azul son los sueños; el amarillo significan los proyectos; el rosado, la reconciliación; el blanco, la paz y el verde, los frutos de la labor de cada persona.

“Nos comprometemos a seguir trabajando en coordinación y concordancia por la paz; hoy todas las acciones fueron encaminadas a representar y homenajear la memoria, la valentía y la fortaleza de los sobrevivientes del conflicto armado y seguiremos trabajando para que nadie olvide a las víctimas”, concluyó Pardo Alezones.

Así mismo, Diego Sánchez, profesional de oferta, retorno y reubicaciones de la Unidad en Casanare, durante el evento, manifestó a los asistentes que “este árbol es el símbolo del compromiso que tiene la comunidad con todas los sobrevivientes del conflicto en Aguazul para seguir liderando proyectos y avanzar en todo lo que pueda ayudar a resarcir todo el dolor que las víctimas tuvieron que padecer.

Por su parte, María Aleida Bermúdez, víctima del conflicto armado residente en Aguazul, expresó que recibió con entusiasmo los eventos realizados para conmemorar este día. “Me pareció muy bonitas las actividades, qué bueno que nos recuerden y nos tengan en cuenta porque nosotros somos representantes de lo que fue el conflicto armado en el Casanare”.