Abr
09
2018

Buenos Aires, Cauca, un espacio por las víctimas y por la Paz

En la Conmemoración del Día Nacional de la Memoria y la solidaridad por las Víctimas, el municipio de Buenos Aires, Cauca, fue declarado como Territorio de Convivencia y Paz por la Alcaldía de esta municipalidad.

CAUCABUENOS AIRES

Vientos de paz corrieron por todas las laderas del muy caucano municipio de Buenos Aires, zona que sufrió por varios años los desmanes del conflicto armado en Colombia. En este lugar se rindió tributo a las víctimas, entre ellas, las personas que fueron asesinadas en la masacre de El Naya, en el año 2001.

En este acto conmemorativo, realizado por la Mesa Municipal de Víctimas, la Unidad para la Atención y Reparación de las Víctimas, Gobernación del Cauca, Alcaldía Municipal de Buenos Aires, Fundación Plan, Organización Internacional para las Migraciones (OIM), USAID, y la ASDI, entre otros, contó con la presencia de diferentes líderes sociales y comunidad víctima del conflicto.

El evento, celebrado este 9 de abril, inició con una oración, donde se unió la Iglesia Católica y la Iglesia Cristiana Protestante para elevar plegarias al Todopoderoso. Las víctimas del conflicto recordaron varios trágicos momentos que marcaron sus vidas en Buenos Aires,  pero que hoy, gracias a los acuerdos del proceso de Paz, esos momentos de penumbra quedaron atrás, y esperan que sus ríos, no se vuelvan a convertir en yacimientos de sangre como hace algunos años.

Para Milton Peña González, coordinador de la Mesa de Víctimas del municipio de Buenos Aires,  en los últimos años se ha venido trabajando incansablemente para que las víctimas crean hoy en las instituciones gubernamentales: “es un trabajo integral que hemos venido realizando con la Unidad para las Víctimas con el programa de respuesta rápida, y hoy tenemos varios apoyos por parte del Gobierno”, manifestó Milton.

Por otra parte, y gracias a los trabajos que se han venido realizando con diferentes fundaciones y entidades gubernamentales, como lo es la Fundación Plan y la Unidad de Víctimas, entre otras, el alcalde municipal de Buenos Aires, Urdely Carabalí Carbonero, declaró esta localidad como Territorio de Convivencia y Paz, mediante el Decreto 023 del 06 de abril del 2018.

Seguido a lo anterior, mientras la guitarra del músico César López sonaba, con banderas blancas y un cirio encendido, se realizó el acto de conmemoración a las víctimas del conflicto armado que dejó en todo el territorio de Buenos Aires y del departamento del Cauca. En este momento, se recordó algunos hitos históricos que marcaron la memoria de los habitantes de este municipio. Luego, se hizo entrega de la flor conmemorativa “Nomeolvides” a diferentes funcionarios y líderes de las víctimas de la zona.

Para el director territorial de la Unidad para las Víctimas en Cauca, Jorge Arturo Vásquez, los colombianos nunca deberán olvidar a las víctimas del conflicto armado, y en su discurso felicitó al pueblo de Buenos Aires por su pujanza: “Esta población ha logrado salir adelante, muchos de ellos no han esperado una ayuda estatal y han podido superarse, no se quedan en el pasado, siempre pensando en un futuro mejor”, dijo Vásquez.

En este espacio, también hubo un perdón público, pues Shaira Valencia, a sus 9 años y con su uniforme del colegio, posicionado en la tarima y empoderado, sin temor, perdonó a los guerrilleros de las Farc que asesinaron a su padre Héctor Fabio Valencia: “En mi corazón ya no hay rencor, y aunque voy a crecer sin mi padre, yo perdono a estas personas”, expresó la infante. 

La jornada contó con aires de folclor afrocaucano, pues al son de la marimba de chonta, tambores y violines caucanos, niños, jóvenes y adultos, demostraron al país que en Buenos Aires y en el norte del Cauca, hay cultura y talento, tal como lo reconoció Kike Riascos, marimbero de grupo musical Herencia de Timbiquí, quien aportó sus conocimientos a esta comunidad, para poder seguir cultivando futuros talentos musicales.

La actividad finalizó con música y bailes autóctonos como la juga, movimientos propios de las comunidades afros, asentadas a las laderas del río Cauca.