Jul
06
2018

Unidad para las Víctimas realiza visita de seguimiento a proyecto de unidades productivas

Este seguimiento se realiza al proyecto de unidades productivas en ganadería, avicultura y seguridad alimentaria del cual se beneficiaron 180 familias de los municipios santandereanos Puerto Parra, Cimitarra, Landázuri, Sabana de Torres y Puerto Wilches.

SANTANDERPUERTO PARRA

El municipio santandereano de Puerto Parra, Santander, fue el escenario escogido para desarrollar el encuentro en el que se hizo seguimiento al proyecto de unidades productivas de ganadería, avicultura y seguridad alimentaria que beneficia a 180 familias retornadas y reubicadas.

Es importante resaltar que el convenio 1366 de 2017, se enmarca en los proyectos territoriales para la vida y la reconciliación cuyo objetivo apunta al restablecimiento y fortalecimiento socioeconómico de los sobrevivientes que se benefician con este proyecto y que se encuentran en la zona rural de los municipios Puerto Parra, Puerto Wilches, Cimitarra, Landázuri y Sabana de Torres, en el departamento de Santander.

Matilde Toro una de las beneficiaria de este convenio expresó su agradecimiento tanto a la gestión de los entes territoriales, como de la Unidad para las Víctimas: “tenemos un profundo agradecimiento por todo lo que han hecho por nosotros y personalmente estoy feliz pues tengo un hijo con una leve discapacidad mental y está muy feliz debido a que generalmente hacemos el queso, el arequipe y el queso crema y el haber participado de este proyecto nos garantiza la materia prima para todos nuestros productos”.

Cabe anotar que este convenio se firmó entre la Unidad para las Víctimas y los municipios de Puerto Parra, Cimitarra, Landázuri, Puerto Wilches y Sabana de Torres, donde este último fungió como ejecutor del mismo.

El inicio de este convenio se realizó en articulación institucional con la instrucción de cursos dictados por el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena), en las áreas afines con el proyecto en ganadería, avicultura, mercadeo y seguridad alimentaria.

En el desarrollo del convenio se imprimió el componente psicosocial con nueve encuentros que ayudaron a quienes recibieron los insumos, a asumir con la mejor disposición este proyecto que contribuye a una mejor calidad de vida, “Estos encuentros psicológicos nos ayudan a afrontar nuestra lucha diaria en esta vida y nos ha llevado a subsanar algunas heridas y superar situaciones producidas a causa del conflicto armado en nuestro país”, agregó Matilde.

Este seguimiento contó con la presencia de los alcaldes de los cinco municipios adscritos a este convenio, quienes están muy comprometidos y han participado en las diferentes entregas que se desarrollaron del proyecto.

Por su parte Juan* otro de los beneficiarios del convenio aseguró “somos 180 familias víctimas del conflicto armado que recibimos unidades productivas que facilitan nuestro regreso y mantenimiento en el campo, luego de haber retornado o de reubicarnos tras sufrir desplazamiento forzado por la acción de grupos ilegales armados”.

Para la directora territorial de la Unidad para las Víctimas en Magdalena Medio, Amparo Chicué Cristancho, estos convenios demuestran que el trabajo en cohesión entre estos cinco municipios dio resultados exitosos y que “es necesario seguir apostándole a la paz para no volver a caer en el conflicto y ustedes han sido ejemplo para los demás municipios de esta región” agregó.

De esta forma la Unidad para las Víctimas sigue avanzando en la reparación integral de los sobrevivientes del conflicto en el país.

*Nombre cambiado