Ago
03
2022

Fondo de Reparación de las Víctimas tiene 76 bienes listos para comercializar

La comercialización de bienes se realiza a través de Central de Inversiones S.A. con la que se tiene un contrato interadministrativo.

Los 76 bienes urbanos y rurales listos para su comercialización serán puestos en manos de quienes resulten favorecidos a través del proceso que adelante la Central de Inversiones S.A. (CISA).
BOGOTÁ, D.C.BOGOTÁ, D.C.

Los 76 bienes urbanos y rurales listos para su comercialización serán puestos en manos de quienes resulten favorecidos a través del proceso que adelante la Central de Inversiones S.A. (CISA), entidad con la que se tiene un contrato interadministrativo cuyo objeto es la publicidad, convocatoria, desarrollo de subastas electrónicas a través del mecanismo de puja simple (valor base de subasta el avalúo comercial vigente), y finalmente la formalización y la trasferencia de dominio del bien.

Un primer bloque de 34 bienes por un valor comercial aproximado de 30.000 millones de pesos corresponde a lo planteado en dos comités de recomendación y/o disposición de activos realizados en 2022. Estos bienes actualmente se encuentran disponibles para la recepción de ofertas en la página web de CISA y en la oferta inmobiliaria del Fondo para la Reparación de las Víctimas (FRV).

Un segundo bloque de 42 inmuebles avaluados en 24.000 millones de pesos ya venía siendo comercializado por CISA.

Es importante señalar que la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas (UARIV), creada por la Ley 1448 de 2011, administra desde el 1º. de enero de 2012 el Fondo FRV.

Este Fondo fue instituido en el artículo 54 de la Ley 975 de 2005 como una cuenta especial, sin personería jurídica, que se compone por todos los bienes y recursos que a cualquier título entreguen las personas o grupos armados y organizados ilegales, así mismo, por recursos provenientes del presupuesto nacional, por donaciones en dinero o en especie, nacionales o extranjeras y por las fuentes de financiación (artículo 177 de la Ley 1448 de 2011 prorrogada por la Ley 2078 del 8 de enero de 2021), teniendo como función principal liquidar y pagar las sentencias judiciales proferidas en los procesos de Justicia y Paz. 

Resultado del avance de los procesos de justicia y paz, continuamente se decretan las medidas de extinción de dominio sobre determinados bienes, respecto de los cuales el Fondo para la Reparación de las Víctimas adelanta las gestiones de saneamiento predial sobre cada uno de ellos, con el fin de vincularlos en procesos de comercialización.

/FAR/COG