Mayo
16
2018

La Unidad conmemora el Día Internacional contra la homo-lesbo-trans-fobia

Súmate a conmemorar este 17 de mayo, el Día Internacional contra la Homo-lesbo-trans-fobia. Dile NO a la discriminación y a las violencias ocasionadas por prejuicios. La Unidad participa en el Primer Foro Amazónico de Diversidad Sexual, en la Universidad del Amazonas en Florencia, Caquetá.

BOGOTÁ, D.C.

La Unidad para las Víctimas reconoce y reivindica que las discriminaciones y violencias por prejuicio sexual son una problemática social que debe ser atendida por las políticas públicas, desde un enfoque transformador y diferencial para consolidar procesos de paz estables y duraderos.

Con base en Ley 1448 de 2011, la entidad incorpora como principio el enfoque diferencial y reconoce a las personas con orientaciones sexuales e identidades de género diversas como sujetos de especial protección constitucional.

Dicha ley es la primera del orden nacional que incorpora ese enfoque, mediante el cual el Estado cumple con la obligación de brindar mecanismos y herramientas para superar barreras históricas de discriminación y exclusión.

Para explicar cómo entiende y aplica la Unidad el enfoque diferencial en la reparación integral a las víctimas, la profesional Sandra Ángel participará en el Primer Foro Amazónico de Diversidad Sexual “Educación para la Paz desde la Diversidad Sexual”, en la Universidad del Amazonas en Florencia, Caquetá.

Con corte al 1 de abril del 2018, en el Registro Único de Víctimas (RUV) están incluidas

2. 159 personas con orientaciones sexuales e identidades de género no hegemónicas.

En la Unidad para las Víctimas, en el marco de la Asistencia y Reparación Integral, se han diseñado avances conceptuales y estrategias de reparación diferencial, en relación al Enfoque de Orientaciones Sexuales e identidades de Género.

El enfoque diferencial abarca temas específicos como la garantía del derecho a la  identificación, a través de jornadas diferenciales de declaración y denuncia; construcción de estrategias de acompañamiento psicosocial a víctimas con orientaciones sexuales e identidades de género no hegemónicos; generación de medidas de reparación y construcción de escenarios de trabajo interinstitucional con otras entidades del Estado, Organizaciones Internacionales y organizaciones de la Sociedad Civil.

También, abarca procesos de fortalecimiento a víctimas de los sectores LGBTI en participación e incidencia política; y articulación de los  avances normativos nacionales sobre el reconocimiento de los derechos constitucionales de las personas LGBTI a la ruta de atención y reparación, como es el caso del decreto 1227 del 2015.

La profesional Sandra Ángel, expresará en Florencia que, en cuanto a la construcción de paz, la Unidad reconoce que en el conflicto armado se consolido un orden moral impregnado de factores de discriminación hacia personas con orientaciones sexuales e identidades de género no hegemónicas, por lo cual asume que desde allí se tiene que construir una paz que cuestione este orden y establezca nuevas formar de convivir desde la no violencia.

Explicará además que el conflicto, las violencias estructuradas y la discriminación son fenómenos culturales, y, como tales, se aprenden y se desaprenden. Dicho en otros términos, tanto la guerra como la paz son frutos culturales, resultados de decisiones humanas y de empeños sociales. También lo es la construcción de escenarios de paz donde se reconozcan y garanticen los derechos de las victimas LGBTI.

Histórica y culturalmente se ha visto o entendido el transgenerismo, la homosexualidad, el travestismo y el bisexualismo como un pecado, una enfermedad física y luego como un trastorno sicológico.

La Unidad para las Víctimas hace parte del proyecto “Fortalecer capacidad local para incorporar acciones a favor de la población víctima LGBTI del conflicto”, junto a la Agencia para el Desarrollo Internacional de los Estados Unidos (USAID), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Ministerio del Interior.

En el marco de dicho proyecto se llevan a cabo diversas actividades los días 16, 17 y 18 de mayo en Florencia Caquetá, entre ellas el Primer Foro Amazónico de Diversidad Sexual, la Conmemoración del Día Internacional contra la homo-lesbo-trans-fobia, un Taller de Propuestas desde las víctimas LGBTI para la formulación de la Política Pública Departamental LGBTI del Caquetá.

El 17 de mayo de 1990 la Organización Mundial de la Salud (OMS) retiró la homosexualidad de la `Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Otros Problemas de Salud’.

Esa es la razón por la que en dicha fecha se conmemora el Día Internacional contra la Homofobia. No obstante, hoy día la transexualidad se considera una patología, lo que constituye una barrera de acceso a derechos para las personas “trans” a nivel mundial.