Jul
21
2021

Jóvenes desvinculados de las FARC prosiguen su ruta de reparación y reincorporación social

Veinte de ellos se beneficiaron en Medellín de la estrategia “Camino diferencial de vida” para conocer sus derechos como víctimas de vinculación a grupos armados ilegales.

ANTIOQUIAMEDELLÍN

Hace casi cinco años entregó el fusil que empuñó por dos años tras ser reclutada por las FARC a los 15 en Putumayo. Ahora Gloria tiene 21 años y motivación para reconstruir su proyecto de vida apoyada por una ruta de reincorporación y reparación a las víctimas.

Tras la firma del acuerdo de fin del conflicto armado entre el Gobierno y las FARC, llegó a Medellín como parte del proceso de restablecimiento de sus derechos con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), luego, de reincorporación social y económica con la Agencia para el Reincorporación y Normalización (ARN).

“Yo me crie en un círculo de violencia familiar y social que me llevó a irme con la guerrilla en Putumayo. Ahora sé que fui víctima y siento que recuperé la libertad”, cuenta Gloria.

Ahora, junto a otras 20 personas desvinculadas del desmovilizado grupo guerrillero, Gloriase beneficia de la estrategia “Camino diferencial de vida” para cumplir con su ruta de reparación integral con la Unidad para las Víctimas.

Con ese fin, fueron orientados sobre la oferta interinstitucional en temas como ahorro, educación y proyectos productivos.  También sobre la ruta de reparación, que incluye medidas como la atención sicosocial y la adecuada inversión de la indemnización económica que reciben por ser víctimas del delito de vinculación de niños y adolescentes a grupos armados ilegales.

Atención con enfoque diferencial

Gloria dice ya tiene planes para su futuro: “aprendí a trabajar las máquinas de confecciones y me gusta, pero con la ayuda que recibo mi proyecto es irme a trabajar en el campo con mi pareja, quien es desvinculado del ELN”.

Según el director de la Unidad para la Reparación a las Víctimas en Antioquia, Wilson Córdoba Mena, “en cumplimiento de los acuerdos de paz con las FARC y en articulación con el ICBF y ARN se implementa esta estrategia con enfoque diferencial de jóvenes con las personas que, siendo niños o adolescentes, fueron reclutados y entregados por las FARC”.

Fueron cerca de 150 los menores de edad los que, gracias a este acuerdo, se desvincularon de las FARC y ahora están en proceso de reincorporación a la sociedad y en ruta de reparación con la Unidad para las Víctimas. En su mayoría se han beneficiado de atención sicosocial individual o grupal, ayuda humanitaria y las indemnizaciones administrativas.

Con los participantes del programa en todo el país se hace un balance y evaluación de logros como la compra de vivienda, ingreso a la escolaridad, reunificaciones familiares, inversiones en proyectos productivos y conformación de nuevos núcleos familiares.

En total, la Unidad para las Víctimas ha entregado 557 indemnizaciones económicas en Antioquia a personas que fueron objeto de reclutamiento forzado de menores de edad por valor de 9.155 millones de pesos.

(Fin/JCM/COG)