Mar
09
2017

En Colombia, 414.000 mujeres afrodescendientes son víctimas de desplazamiento forzado

Este miércoles, la Unidad para las Víctimas notificó al tercer sujeto de reparación colectiva e indicó que de las 4’2 millones de mujeres víctimas en el país, el 10 por ciento son afrodescendientes víctimas de desplazamiento forzado, según el Registro Único de Víctimas (RUV).

BOGOTÁ, D.C.BOGOTÁ, D.C.

Durante la notificación al Colectivo de Mujeres de la Asociación Nacional de Afrocolombianos Desplazados (AFRODES) como sujeto de reparación colectiva, la Unidad para las Víctimas reveló este jueves que el 9,8 del total de mujeres sobrevivientes del conflicto corresponde a afrocolombianas víctimas de desplazamiento forzado.

Según el Registro Único de Víctimas (RUV), la guerra en Colombia deja 4’151.416 mujeres víctimas. De ellas, 413.677 son afrodescendientes distribuidas así: 408.991 afrocolombianas; 786 palenqueras; y, 3.900 raizales (del archipiélago de San Andrés y Providencia).

Las cifras fueron reveladas por la entidad durante el acto de notificación, que es un espacio simbólico y esperanzador para la apertura y compromiso con la Reparación Colectiva, de las mujeres de la organización La Comadre, expuestas a la violencia prolongada por el conflicto armado y en especial a los impactos desproporcionados producto del enfoque de género.

El evento al que asistieron cerca de 70 mujeres afrocolombianas, contó con la participación de entidades del orden distrital,  organizaciones sociales y organismos multilaterales, como COHDES, ACNUR, OIM y ONU Mujeres, que en cabeza de Sandra Osorio, profesional de apoyo técnico del organismo, aseguró: “apoyar a la Unidad para las Víctimas en la implementación de la política pública de reparación, ha permitido ir incorporando una perspectiva de género en favor de los procesos de reparación colectiva sobre todo con organizaciones de mujeres”.

Entre tanto el Subdirector de Reparación Colectiva, Vladimir Rodríguez, destacó que el acto “permitió dirigir por un instante nuestra mirada a las mujeres, especialmente a las afrocolombianas que históricamente han vivido excluidas, no sólo por el hecho de ser mujeres, sino también por ser negras, sumando el contexto de la guerra en el que habitan”.

Las lideresas de la Asociación Nacional de Afrocolombianos Desplazados luchan sin pausa para visibilizar su situación y lograron su reconocimiento por parte de la Corte Constitucional de Colombia. “Fortalecer el trabajo con la Unidad es importante para nosotras porque nos permitiría seguir el camino de la Paz y la reconciliación”, según Luz Marina Becerra, secretaría general de AFRODES.

El reconocimiento de la lucha incansable de las mujeres y su trabajo por la construcción de la Paz en el país, se refleja con el trabajo que la Unidad está consolidando con otros grupos y organizaciones de mujeres. Tal es el caso de la Corporación Nuevo Arco Iris y Provivienda, que fueron notificadas de su inscripción al Registro Único de Víctimas el pasado 25 de enero y 8 de febrero respectivamente.

Actualmente se está adelantando la formulación del Plan Integral de Reparación Colectiva (PIRC) con la Liga de Mujeres Desplazadas y seis colectivos que se encuentran en fase de implementación: Afromupaz, AMUCI El Zulia, Narrar para Vivir, OFP, Grupo Distrital de seguimiento al Auto 092 y ANMUCIC Nacional.