Apr
15
2018

Por la paz, víctimas se reconcilian con excombatientes de Farc y autodefensas

Un grupo de excombatientes de la Farc y las autodefensas participaron, junto a 140 víctimas del conflicto, del primer encuentro por la reconciliación y a favor de construcción de la paz y la convivencia en Remedios, Antioquia.

ANTIOQUIAREMEDIOS

“Que se comprometan a no repetir la violencia para que otras personas no sufran lo que vivimos las víctimas y podamos vivir en paz todos”. Este fue el llamado reiterado de los 140 sobrevivientes del conflicto reunidos con 25 exintegrantes de la Farc y las autodefensas en el municipio de Remedios (Antioquia).

Quienes aún sienten dolor los asesinatos, desapariciones forzadas de familiares, o que padecieron en carne propia los secuestros, la violencia sexual o desplazamientos forzados apostaron por la convivencia en su territorio siendo los protagonistas centrales del evento Encontrémonos por la Reconciliación.

Fue un encuentro emotivo. Primero en un momento privado y luego durante un acto público con muchos momentos de desahogo personal y un “cara a cara” en el que las víctimas se encontraron en el coliseo local con los excombatientes de los dos grupos armados ilegales que se enfrentaron en la zona causando mucho daño a la población.

Como a Lucía Echeverri, los motivó la voluntad de reconciliarse y así aportar a la paz y la convivencia territorial.  Por eso ella se puso de pie y tomó en sus manos dos banderines blancos que agitó emocionada cuando los excombatientes llegaron al sitio del encuentro para sentarse junto a las víctimas en un círculo en el centro del coliseo. Allí participaron en las actividades psicosociales dirigidas por el equipo de psicólogos de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas.

La mujer lloró al narrar frente a ellos “como mataron a mi hijo y mi esposo que era un hombre trabajador y lo que yo sufrí cuando me sacaron de donde vivíamos”.

A pesar de su dolor, con decisión en su voz les pidió compromiso con la no repetición: “Les di la banderita y les dije que no vuelvan a hacer daño, que se arrepientan de corazón para que vivamos en paz, porque yo no quiero que otra madre sufra lo que yo pasé”.

Este primer encuentro que se da en el país entre las víctimas y los antiguos victimarios de ambos grupos armados ilegales, hoy en proceso de reintegración a la sociedad, también es una catarsis colectiva a favor de la convivencia en la zona en la que ahora viven todos.

Compromiso con la no repetición

Los excombatientes de la Farc, encabezados por Felix Antonio Muñoz (conocido como  “Pastor Alape), y de las autodefensas compartieron reflexiones sobre el valor de la reconciliación para superar las heridas que ha causado el conflicto armado. Aunque no se trató de un acto de perdón, algunos de los desmovilizados de las autodefensas pidieron disculpas por sus crímenes. Todos coincidieron en comprometerse con la no repetición y aportar a la verdad que reclaman las víctimas, con acciones como la búsqueda de los desaparecidos en esta región de Antioquia.

Al final del encuentro, que también incluyó actos culturales, presentaciones musicales y relatos de memoria histórica, los representantes de instituciones nacionales e internacionales, así como organizaciones sociales locales, firmaron el Libro por la Reconciliación Territorial y la proclama con los compromisos al igual que los sobrevivientes del conflicto y los excombatientes.

Desde la perspectiva de las víctimas, Encontrémonos por la Reconciliación aportó como medida de satisfacción dentro del proceso de recuperación emocional como parte de la reparación y a favor de la no repetición de los hechos victimizantes. Fue organizado por la Mesa Departamental para la Reincorporación de Antioquia, a través de la Submesa de Reconciliación, que articula a la Gobernación de Antioquia, el Gobierno Nacional, las autoridades locales, FARC y las Naciones Unidas para dar cumplimiento al Acuerdo de Paz.

Con ese fin, durante las semanas previas, tanto los sobrevivientes como los exintegrantes de la Farc y las AUC, se prepararon para el acto con talleres psicosociales desarrollados por la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas (UARIV). Estos se enfocaron al manejo del duelo y a entender su rol en la reconciliación y la convivencia.

Tras el evento, la subdirectora nacional de la Unidad para las Víctimas, Viviana Ferro, aseguró que “este es un ejemplo de los procesos de cierre de la reparación, que nunca será completa si no damos paso a la reconciliación. Esta comunidad ha sido muy valiente porque, pese a todo lo que la afectó el conflicto armado, decidió reconciliarse para seguir adelante”.

Ferro destacó que la entidad continuará apoyando estos procesos en el resto del país al ser valiosos “para la reconstrucción del tejido social y para que las comunidades puedan avanzar en la construcción de la paz en sus territorios”.

Estrategia para agilizar la reparación

Remedios es uno de los cinco municipios focalizados en Antioquia en la etapa del posconflicto para la implementación de la estrategia de Reparación Integral, Convivencia y Paz, junto a Anorí, Apartadó, Ituango y Vigía del Fuerte.

Jorge Mario Alzate, director de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas en Antioquia, indicó que "esta iniciativa se aplica en las poblaciones más afectadas por el conflicto armado mediante acciones psicosociales para la recuperación emocional, talleres de formación financiera y, al final de 9 encuentros grupales, se entregarán las indemnizaciones económicas como parte de la reparación individual”.

Para su implementación se aliaron la Unidad para las Víctimas, la Alta Consejería para el Posconflicto, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA).