Print

Unidad para las Víctimas lamenta la muerte de la valiente lideresa Angélica Bello

Bogotá, febrero 18 de 2013. Al conocer el fallecimiento de la líder Angélica Bello Agudelo, quien se caracterizó por su lucha en beneficio de las víctimas del conflicto armado, la Directora y los funcionarios y funcionarias de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas lamentaron profundamente el suceso y enviaron sus más sentidas condolencias a familiares y seres queridos.

En el 2006, Angélica Bello creó la Fundación Nacional Defensora de los Derechos Humanos de la Mujer (FUNDHEFEM), organización no gubernamental encargada de proteger los derechos de las mujeres. Sin embargo, su lucha por la defensa de los derechos de las mujeres empezó en 1999 cuando fue abusada sexualmente y los grupos paramilitares le arrebataron a dos de sus cuatro hijos, hechos que la obligaron a desplazarse repetidas veces.

Por su gran labor, el 16 de octubre de 2012 fue elegida como delegada del Espacio de Interlocución Transitorio Nacional, por lo cual el miércoles 9 de enero de 2013 participó en la tercera sesión del Comité Ejecutivo para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, que preside el Presidente Juan Manuel Santos.

En esta reunión Angélica habló sobre la necesidad de implementar con urgencia las medidas de atención psicosocial a las víctimas. “Su propuesta se convirtió en una decisión del Gobierno, en la que actualmente trabajan la Defensoría del Pueblo, organizaciones defensoras de derechos humanos y el Ministerio de Justicia”, aseguró la directora de la Unidad para las Víctimas, Paula Gaviria.

“La partida de Angélica nos compromete a avanzar más en esta apuesta, en la cual aún nos falta trabajar mucho. Se lo debo a sus años de lucha y a todo lo que ella representó para muchas personas – me incluyo entre ellas”, dice Gaviria.

Personal de la Unidad para las Víctimas se movilizó inmediatamente apenas conocida la tragedia para brindar acompañamiento a la familia y apoyar las gestiones para el traslado de los restos de Angélica a Bogotá, para su posterior velación y sepultura.

En estos momentos difíciles, la Unidad para las Víctimas expresa nuevamente su compromiso por llevar adelante los proyectos coordinados con Angélica Bello y con las organizaciones de víctimas en todo el país. Su ejemplo será el mejor aliciente para cumplir con esta convicción que motivó a Angélica en vida y que nos seguirá acompañando en su ausencia.