Sep
11
2018

Fiestas de Santa Rosalía fueron recuperadas en Bocas de Aracataca

La Unidad para las Víctimas y la Alcaldía municipal de Pueblo Viejo, apoyaron y acompañaron a la comunidad del corregimiento Bocas de Aracataca en la recuperación de sus fiestas.

MAGDALENASANTA MARTA

Durante los días 4, 5 y 6 de septiembre, la Unidad para las Víctimas y la Alcaldía municipal de Pueblo Viejo apoyaron y acompañaron la “recuperación de las fiestas de Santa Rosalía”, en el corregimiento de Bocas de Aracataca, municipio de Pueblo Viejo.  Ello, en el marco de implementación de las medidas definidas dentro del Plan Integral de Reparación Colectiva (PIRC) liderado por la Unidad para las Víctimas, la comunidad que integra este Sujeto de Reparación Colectiva (SRC) y demás entidades estatales con competencia en estos procesos.

Las acciones realizadas corresponden a la implementación de tres medidas: “Recuperación de los espacios de socialización e integración comunitaria, Recuperación de los espacios de rito religioso y bienes religiosos y “Recuperación de las fiestas patronales de Santa Rosalía”.

De esa manera, la comunidad de Bocas de Aracataca tomó la decisión de recuperar sus prácticas sociales, comunitarias y religiosas,  las cuales había dejado de realizar debido a los hechos de violencia perpetrados por grupos ilegales en el marco del conflicto armado.

La recuperación de la Fiesta de Santa Rosalía contribuyó a reparar los daños causados por el conflicto armado en la comunidad de Bocas de Aracataca, debido a que propició el encuentro en torno a sus particularidades culturales.

El tambor y el baile de negro su constituyeron en elementos articuladores y de memoria, toda vez que fueron el eje central de la recuperación de las fiestas, en las cuales participaron hombres, mujeres, niñas, niños y adolescentes del sujeto de reparación colectiva y de otras comunidades.

En el marco de la implementación de esta medida de reparación colectiva, la comunidad realizó diferentes actividades, entre ellas: carrera en costales, en  la cual participó toda la comunidad, concursos de baile, competencia de canoas, baile de negro cantao, fiesta de picó. La Alcaldía de Pueblo Viejo realizo la entrega de Kit escolares y Uniformes deportivos.

“Con la recuperación de las fiestas de Santa Rosalía se busca la recuperación de sus prácticas colectivas y con ello fortalecer el tejido social de esta comunidad que fue afectada por el conflicto, y más importante de resultar aún es el hecho de que son los mismos cataqueros, en articulación la institucionalidad, quienes trabajan por reparar los daños dejados por el conflicto armado”, señaló el director territorial de la Unidad para las Víctimas en Santa Marta, Carlos Ortiz.

“Estas familias vivieron la incursión de grupos alzados en armas, la apropiación y destrucción de bienes privados y públicos, homicidios, restricción de la movilidad, amenazas contra la población, tratos crueles e inhumanos, masacres, desplazamiento masivo, amenazas a los pescadores que realizaban labores en ríos y ciénagas, secuestros y retorno sin acompañamiento”, agregó el funcionario.

Por su parte, el alcalde municipal de Pueblo Viejo, Wilfrido Ayala, manifestó: “reconocemos y valoramos el  acompañamiento y las acciones que realiza la Unidad para las Víctimas en aras de lograr la reparación integral de los cataqueros; ratifico nuestro compromiso, como cataquero y como Alcalde, para realizar las acciones que resulten necesarias para que Bocas de Aracataca sea como antes”.

Debido a las difíciles condiciones de vida de la comunidad de Bocas de Aracataca, la Unidad para las Víctimas también ha realizado Mesas de Trabajo Comunitario con la Alcaldía de Pueblo Viejo para dar impulso a la implementación de otras medidas de reparación colectiva.

Esta población no solo vive en un territorio de difícil acceso sino que presenta diversos riesgos para su salud, debido al estancamiento de aguas.

“La Unidad para las Víctimas realiza esfuerzos para mantener y fortalecer las relaciones de confianza con la comunidad, para ello realiza gestiones para dar impulso a la implementación de las medidas de reparación, y busca poner en la óptica institucional a la comunidad de Bocas de Aracataca y con ello lograr intervenciones articuladas que atiendan realmente a los anhelos reparadores de esta comunidad”, concluyó el director Ortiz.