Oct
09
2018

El sueño de Afromupaz de tener sede propia ya es una realidad

Se estima que más de 2.000 personas se verán beneficiados con esta nueva sede que hoy se entregó a la organización.

BOGOTÁ, D.C.BOGOTÁ, D.C.

A través de una articulación interinstitucional entre la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas y la Alta Consejería para los Derechos de las Víctimas, la Paz y la Reconcilicación del Distrito, la Asociación Mujeres Afro por la Paz (Afromupaz) ya tiene sede propia.

Con los cantos alrededor de la “Huerta del perejil” se dio la bienvenida a los asistentes que presenciaron la entrega de la sede. Durante la actividad, se desarrolló un festival cultural que tuvo muestras gastronómicas y artísticas organizadas por las mujeres de Afromupaz.

“Queremos agradecerle a la Unidad para las Víctimas y la Alta Consejería para las Víctimas por el trabajo que ha desempañado con nosotras y por acompañarnos a hacer realidad este sueño”, expresó María Eugenia Urrutia, representante legal de Afromupaz.

La sede que estrenarán las mujeres e integrantes de Afromupaz cuenta con cinco pisos, un área superior a los 530 metros cuadrados y tuvo una inversión de más de 400 millones de pesos, provenientes de la Unidad para las Víctimas y la Alta Consejería para las Víctimas del Distrito.

Para Ramón Rodríguez Andrade, director general de la Unidad para las Víctimas. “esta es una iniciativa que tiene mucho significado para las mujeres de Afromupaz y que como Unidad para las Víctimas, nos llena de orgullo ser quien las acompañe a ver este sueño cumplido”.

Este colectivo, inició su proceso de reparación en 2014 al ser reconocido e incluido en el Registro Único de Víctimas como sujeto de reparación colectiva con incidencia en la ciudad de Bogotá. El dolor producido por la violencia las unió y las impulsó a generar proyectos productivos para el desarrollo social y estrategias psicosociales diferenciales.

“Su organización es un ejemplo para otros colectivos del país, ustedes han logrado incidir en el barrio e inclusive, en otras localidades de la ciudad. Su trabajo poco a poco se ha vuelto visible y se ha posicionado como una experiencia de aprendizaje y resistencia”, afirmó Rodríguez, director de la Unidad.

La directora técnica de Reparación de la Unidad para las Víctimas, Juliana Melo, resaltó el importante aporte que las mujeres de Afromupaz le han hecho al proceso de reparación colectiva que implementa la Unidad. “Es impresionante lo que ustedes nos han enseñado y dado en materia de cómo se repara, se avanza y se puede ser resiliente a pesar de las adversidades”.

Afromupaz ha desarrollado proyectos de producción de ropa, dulcería, gastronomía y calzado en la localidad de Usme, así como iniciativas psicosociales diferenciales como la ‘Huerta del Perejil’. Esta estrategia de rehabilitación psicosocial colectiva creada por ellas y que ha recibido el acompañamiento de la Unidad para las Víctimas, brindan apoyo a las mujeres víctimas del conflicto armado, pero también se ha ajustado para realizarla con niños, niñas, jóvenes y hombres de la organización.