Abr
10
2017

“Bosques de Paz servirán para que las víctimas sepan que nadie olvidará su sufrimiento”: Alan Jara

En la inauguración de un Bosque de Paz, en el municipio antioqueño de Granada, el Director de la Unidad para las Víctimas destacó “la gran carga simbólica” de sembrar ocho millones de árboles, como homenaje a cada sobreviviente del conflicto.

GRANADA

“Los Bosques de Paz representan un homenaje a las víctimas del conflicto y un signo de esperanza en el futuro. Cuando los ocho millones de árboles crezcan, tendremos un gran monumento a la memoria. Para que las víctimas de hoy sepan que ninguno, de las nuevas generaciones, olvidará su sufrimiento”.

Así, el director de la Unidad para las Víctimas, Alan Jara, destacó este lunes el lanzamiento del programa Bosques de Paz en el corregimiento Santa Ana, del municipio antioqueño de Granada que busca reconciliar a los colombianos con la naturaleza y el medio ambiente.

Luego de acompañar al Presidente Santos en su recorrido por una de las zonas más afectadas por el conflicto interno, Jara destacó la trascendencia de este evento: “Tiene una gran carga simbólica hacer el lanzamiento de este programa en el marco de la terminación del conflicto; con la presencia del señor Presidente de la República y en una zona que sufrió tánto con el conflicto”.

Según el director de la Unidad para las Víctimas, con la iniciativa ‘Bosques de Paz’ –del Ministerio de Ambiente- se beneficiará a 650 mil personas en proyectos productivos y la idea es sembrar más de ocho millones de árboles en distintos puntos del territorio nacional.

“Cada árbol representará una víctima. Podríamos asignarle a cada árbol el nombre de una víctima”, concluyó Jara para quien el programa busca recuperar y proteger áreas degradadas por el desplazamiento y el conflicto armado, para mejorar la calidad de vida de sus habitantes con proyectos productivos.

El municipio de Granada, Antioquia, fue escenario de múltiples violencias. En su territorio los grupos armados ilegales enterraron a quienes asesinaron. Granada es uno de los municipios beneficiados con desminado humanitario, lo que propició el retorno de la población desplazada.