Feb
22
2017

Víctimas y personas en proceso de reintegración bailarán reconciliados en el Carnaval de Barranquilla

En su quinta versión, la comparsa “En el Carnaval de Barranquilla, sí se baila la Paz”, integrada por 30 personas en proceso de reintegración y víctimas del conflicto armado, bailaran juntos y disfrazados de monocuco.

ATLÁNTICOBARRANQUILLA

El Gobierno nacional a través de la Unidad para las víctimas, la Agencia Colombiana para la Reintegración, y el apoyo de la Alcaldía de Barranquilla, la Gobernación del Atlántico y Carnaval de Barranquilla S.A., presentó y socializó esta mañana en rueda de prensa la quinta versión de la comparsa “En el Carnaval de Barranquilla, sí se baila la Paz”.

Desde la emblemática intendencia fluvial y con la presencia de Juan José Jaramillo, secretario de Cultura, Patrimonio y Turismo de Barranquilla; Andrés Echeverría, coordinador de la Agencia Colombiana para la Reintegración en el Atlántico; Anatolio Santos, secretario de Desarrollo Económico del departamento, y Marinela Figueredo, coordinadora de Víctimas del distrito, se realizó este encuentro en donde las víctimas y personas en proceso de reintegración explicaron ante los distintos medios de comunicación, el sentir, perdón y reconciliación que vivencian con este tipo de espacios y experiencias las cuales promueven un comportamiento ciudadano sin agresividad, respetando el goce del otro y como máxima expresión de inclusión social.

“Me da mucho orgullo que entiendan que a través de la cultura estamos haciendo paz. Está demostrado en el mundo que este vehículo, que es la expresión artística y musical, nos hace más fácil llegar a la paz; este espectáculo que estamos viendo de reconciliación donde nos unimos el gobierno nacional y los entes territoriales, es un gran anhelo para Barranquilla y para Colombia entera”, expresó el secretario de Cultura del distrito al presidir la rueda de prensa con los periodistas.

Entre tanto, el coordinador de la ACR en el Atlántico, afirmó que “esta comparsa en el Carnaval evidencia más que una actividad porque concreta un proceso de múltiples perspectivas, un proceso de articulación interinstitucional donde sumamos voluntades para demostrarle a Barranquilla, al departamento del Atlántico, a Colombia y al mundo que sí es posible avanzar hacia una verdadera construcción de paz y reconciliación; y es un proceso desde la perspectiva de las personas que bailan el domingo, que no solo se unen para los ensayos porque ellos vienen dando ejemplo y trabajando juntos desde hace mucho tiempo por la reconstrucción de vínculos entre personas que fueron víctimas del conflicto y personas que participaron dentro de grupos armados”.

Teniendo en cuenta que el festejo carnestolendico de esta ciudad supera todo tipo de diferencias y tiene gran poder de convocatoria, la participación activa de esta singular comparsa en el Carnaval de Barranquilla, posee un estandarte que dice al mundo: “En el Carnaval de Barranquilla, sí se baila la Paz”.

Por su parte, el secretario de Desarrollo Económico del departamento, también destacó el esfuerzo y constancia del equipo de trabajo que viene impulsando a las víctimas y reintegrados desde el 2013 en este proyecto cultural.

Al finalizar, Nelly Cortecero, víctima desplazada del municipio de María la Baja (Bolívar) y Leonardo Martínez, reintegrado y líder de proyectos comunitarios en Soledad, se estrecharon un abrazo fraternal y dieron muestra de su talento y de la preparación en baile que tienen para el domingo de carnaval en el desfile de la Gran Parada de Tradición sobre la vía 40. Ambos son los capitanes de la comparsa “En el Carnaval de Barranquilla, sí se baila la Paz”.

“En el Carnaval de Barranquilla Sí se baila la Paz, y con este ejemplo podemos demostrar a Colombia y al mundo que hay reconciliación entre las víctimas y nosotros, y que todos tenemos derecho a vivir en armonía y en felicidad”, expresó en su momento Leonardo cuando le preguntaron cómo se sentía al participar en este proyecto.

Nelly, por su parte, señaló que “es una experiencia muy bella y hermosa, me siento contenta y agradecida con la Unidad para las Víctimas y la escuela Reconciliarte en Soledad”.