Dic
28
2018

Ser más efectivos en atención a víctimas, reto de la Unidad

La búsqueda de mecanismos más efectivos para atender a las víctimas llevó a que la Unidad hiciera un ahorro interno de $21.000 millones con los que en diciembre pagó indemnización a cerca de 7.000 adultos mayores y discapacitados. Ese y otros logros son presentados por el director de la entidad, Ramón Rodríguez, en el balance de 2018.

BOGOTÁ, D.C.BOGOTÁ, D.C.

Hacer más efectivo el manejo de los recursos para beneficiar a más víctimas es uno de los retos que empezó a enfrentar la Unidad para las Víctimas en el año 2018 y que seguirá presente en el 2019 mediante otras estrategias con las que se dedicará más dinero a la reparación integral de las víctimas.

Así lo explicó el director de la entidad, Ramón Rodríguez, al hacer un balance de lo hecho por la entidad durante este año. “Hemos tratado de hacer ajustes, reducciones en los costos, buscamos mayor efectividad de los recursos para impactar directamente a las víctimas que tanto lo necesitan en el territorio nacional”, afirmó el funcionario.

Ese objetivo se empezó a concretar en ahorros significativos en contratación, en la revisión de los costos con los operadores, en la reducción de eventos nacionales programados con las víctimas para 2019, en la revisión de las condiciones de las víctimas a las que llega la ayuda humanitaria transitoria para poder centrarla en aquellas familias que de verdad la necesitan porque aún no tienen garantizada la subsistencia mínima (alimentación y alojamiento). También la entidad hará gestión ante cooperantes internacionales. 

“Buscamos mecanismos más afectivos para poder atender a las víctimas, principalmente el ahorro, aprovechando la directiva presidencial de austeridad, y cada ahorro dentro de la entidad va a fortalecer el pago de indemnizaciones.  El ahorro se puede revisar en temas de no ejecución. Estoy hace tres meses en la dirección y hemos revisado qué ejecutar y qué no con cada contrato y operador, y si ya no se va a ejecutar, liberamos estos recursos”, explicó Ramón Rodríguez.

Un ejemplo de esa decisión se concretó en diciembre cuando fueron entregadas alrededor de 7.000 indemnizaciones a víctimas priorizadas en la resolución 1958 de la Unidad, surgida de una orden de la Corte Constitucional. Adultos mayores y discapacitados fueron los beneficiados con los 21.000 millones de pesos de ahorro interno que en total les entregó la entidad en indemnizaciones administrativas que hacen parte de su reparación integral.

Hasta el momento la Unidad ha indemnizado a cerca de 885.000 personas afectadas por el conflicto armado, de las cerca de 9 millones que están incluidas en el Registro Único de Víctimas. Para indemnizarlas a todas requerirá alrededor de 45 billones de pesos. Por eso la búsqueda de recursos va más allá del ahorro interno. “Buscamos otros mecanismos para hacer ajustes en los costos y estamos buscando recursos adicionales; ya se hizo un ejercicio con el Ministerio de Hacienda y logramos que nos dejaran el mismo presupuesto del 2018 para el 2019”.

La instrucción del director de la Unidad es revisar todos los procesos de la ruta de atención, asistencia y reparación integral para liberar y ahorrar recursos que se dedicarán al pago de indemnizaciones. “El ajuste en ayuda humanitaria es para que la reciban las victimas que en realidad la necesitan y así ahorramos unos recursos. En eso nos ceñimos al decreto 2569, hoy 1084 que establece el uso racional de la ayuda humanitaria. Otro mecanismo es el fortalecimiento de proyectos de la generación de ingresos para las víctimas, porque así se reduce la ayuda humanitaria; estamos mirando si a través de regalías podemos conseguir recursos para fortalecer estas inversiones que ahora estamos haciendo con recursos de la Unidad.

Buscamos también cooperación internacional para apalancar estos proyectos y articularnos en los temas de oferta con todas las entidades del Sistema Nacional de Atención y Reparación Integral a las Víctimas”, añadió el director de la entidad.

Otros logros

En materia de prevención de emergencias, la Unidad sigue acompañando a alcaldías y gobernaciones con asistencia técnica para formular planes de contingencia que permiten atender a las víctimas en emergencias humanitarias.
La entidad atendió este año 75 desplazamientos masivos, de 8.500 familias correspondientes a  27.562 personas, que fueron atendidos en menos de 48 horas. “La Unidad es el principal actor humanitario del país, acompañada por organismos internacionales. Nos cuidamos de no duplicar esfuerzos para atender a las víctimas”, dijo Rodríguez.

A los entes territoriales la entidad los ha apoyado con cerca de 21 billones de pesos, en subsidiariedad, cuando las emergencias humanitarias sobrepasan sus capacidades. De todas las solicitudes que hemos atendido, tenemos una efectividad de más del 84% para atender la emergencia en la inmediatez, y luego de manera transitoria, con la revisión de las condiciones de subsistencia mínima.

En reparación colectiva a grupos, organizaciones, comunidades, organizaciones, que fueron afectados en lo colectivo por el conflicto interno, de los 614 sujetos de reparación colectiva que hacen parte del programa, 142 ya tienen el plan de reparación (luego de la fase de diagnóstico, caracterización, creación del comité de impulso, identificación daño), 131 de esos sujetos ya tienen dos medidas implementadas. 

“Esperamos entre enero y febrero de 2019 tener cerrados 7 planes de reparación colectiva. Este año logramos cerrar tres. Y estamos buscando definir un tiempo de tres años para la implementación de las medidas, para poder pensar en cierres y establecer presupuestos, con medidas alcanzables para poderles cumplir, porque tener un plan muy grande y no cumplirles es revictimizarlos”, explicó Ramón Rodríguez.

En reparación individual la Unidad completó 885 mil giros de indemnizaciones. “ya desde hace dos años redujimos la ayuda humanitaria y eso nos permitió liberar 285 mil millones de pesos y pasarlos a pagos de indemnizaciones. ¡Que no hemos avanzado sino 12 o 13% del total de las necesidades! pero con ahorro y efectividad avanzaremos en esta medida”, explicó el funcionario.

La atención sicosocial es una medida reparadora muy importante para las víctimas y sobre ese tema el director de la Unidad explicó: “Haremos mucho énfasis en el sistema Pavsivi, para dinamizarlo en el territorio. Es el programa del Ministerio de Salud para la atención a las víctimas. La Unidad ha percibido esa necesidad y ha desarrollado diferentes estrategias: Entrelazando es una de ellas para recuperar el tejido social en las comunidades afectadas por el conflicto y también está la estrategia de recuperación emocional grupal, que este año acompañó un total de 38.791 personas”.

Otro avance en la atención a las víctimas es la Unidad en Línea, el 1 de noviembre, que les permite a través de la página de internet hacer consultas sobre su registro, la indemnización y la ayuda humanitaria y les evita tener que desplazarse a un punto de atención. “Estamos buscando que por lo menos 40 trámites estén en línea, que los podrán hacer desde cualquier computador en un café internet”, explicó Ramón Rodríguez.