Ago
02
2018

Dos mil casos documentados de violencia sexual entregaron víctimas a la JEP

Fueron recogidos durante más de dos años a lo largo y ancho del territorio nacional, como una iniciativa que lideraron tres organizaciones de mujeres: la Red de Mujeres Víctimas y Profesionales, la Mesa Nacional de Víctimas y la campaña No es Hora de Callar.

“Aquí está nuestra verdad y nuestra confianza”, dijo Yolanda Perea, vocera de las sobrevivientes de este delito en el país, al entregar los documentos con los que esperan se empiece a investigar.

“Sabremos estar a la altura de las expectativas y compromisos que nos imponen las víctimas”, dijo Patricia Linares, presidenta de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP, tras recibir tres cajas con dos mil casos documentados de violencia sexual en el marco del conflicto armado en Colombia.

Fueron recogidos durante más de dos años a lo largo y ancho del territorio nacional, como una iniciativa que lideraron tres organizaciones de mujeres: la Red de Mujeres Víctimas y Profesionales, la Mesa Nacional de Víctimas y la campaña No es Hora de Callar.

“Lo que tienen es trabajo”, dijo durante la entrega Elsy Serna, una de las representantes al acto, al referirse a la intención de poner estos casos en conocimiento de la JEP, a la que conminó a seguir adelante con el proceso de investigación para lograr darle voz a todas aquellas que aún no se han atrevido a hablar. “En los territorios hay mujeres esperando para alzar la voz”.

En ese sentido también se pronunció Yolanda Perea, otra de las promotoras de esta iniciativa, quien recordó que hay más de 28 mil víctimas incluidas en el Registro Único de Víctimas por el delito de violencia sexual. “Les propongo trabajar en conjunto para encontrar la verdad en los territorios”, dijo refiriéndose a los magistrados.

A ese respecto, Oscar Javier Parra, vicepresidente de la Sala de Reconocimiento y Verdad de la JEP, señaló que “las víctimas podrán contar con nuestro respaldo y compromiso. Tomamos este informe como un camino de participación en el que esperamos cumplir las expectativas”, dijo ante las más de 50 mujeres provenientes de todo el país que estuvieron presentes en el acto de entrega.

Previamente la artista colombiana Doris Salcedo, quien trabaja en la construcción de un monumento en Bogotá con las armas que dejaron los exguerrilleros de las Farc, criticó esa “cómoda ignorancia intencional” frente a la violencia sexual que nos ha hecho un poco cómplices a todos los colombianos, y por eso mismo destacó la valentía y fortaleza de las personas que habiendo atravesado por ese dolor se han atrevido a hablar.

Para romper con ese desconocimiento y lograr sacar la realidad de ese delito a la luz pública, Giovanni Álvarez Santoyo, director de la Unidad de Investigación y Acusación de la JEP, se comprometió en el evento a desarrollar modelos de investigación que no estigmaticen ni generen riesgos adicionales para los sobrevivientes del conflicto.